Hoy ha comenzado bien, pero luego se ha torcido un poco. La etapa tenía mucho fuera de pista, por terreno arenoso, con mucha hierba y varios cordones de dunas altísimos.
A unos 80 km de la salida se cogía un río seco que se dividía en dos en un momento dado. Allí hemos alcanzado a Nasser, que se había perdido, con lo que nos hemos puesto delante. Y poco después llegaban las dunas. Ahí hemos empezado un mano a mano que ha durado muchos kilómetros. Él debía llevar menos presión en las ruedas, porque nos costaba seguirle, aunque en un par de ocasiones se ha perdido y le hemos vuelto a adelantar. También pudimos comprobar que toma muchísimos riesgos.

etapa8
En una duna nos quedamos enganchados y perdimos un par de minutos, aunque peor fue cerca del final de la especial, ya que nos volvimos a enganchar, esta vez en un agujero. Gracias a los gatos hidráulicos lo hemos podido solucionar en poco tiempo.
En total hemos perdido algo más de seis minutos y la primera posición, pero todavía queda mucha carrera. Esto es el Dakar y todavía todo puede pasar.
En cuanto al tercero en discordia, Peterhansel, ha tenido problemas de temperatura y un par de pinchazos, con lo que ha quedado completamente descolgado. Incluso le ha adelantado De Villiers, que ahora es tercero.
Mañana hay una etapa dura, muy dura, con mucha arena. Y cambiaremos de planteamiento, ya que pasamos de defendernos a atacar. Hay que recuperar el tiempo perdido. Aclaro a todos los lectores del blog que la moral está muy alta y que nos encanta saber que sois muchos los que seguís la carrera y nuestras aventuras día a día. Eso nos da alas.

Share This