En el próximo Salón del Automóvil de París, SsangYong mostrará dos nuevos prototipos —XIV Air y XIV Adventure— que anticipan las líneas que tendrá el definitivo todoterreno de la marca. Un modelo que estará a la venta en 2015 y que se situará por debajo del actual Korando.

SsangYong XIV Air en el S. París 2014

Estos dos prototipos tienen carrocería todoterreno. Miden 4195 mm de longitud y tienen una distancia entre ejes de 2600 mm. Unas proporciones ligeramente superiores a las de modelos como el Nissan Juke —4135 mm de longitud y 2530 mm de batalla—, el Peugeot 2008 —4159 mm de longitud y 2538 mm de batalla— o el Renault Captur —4122 mm de longitud y 2606 mm de batalla—. Existen modelos con un tamaño ligeramente superior como el Opel Mokka/ Chevrolet Trax —4248 mm de longitud y 2555 mm de batalla—, el Mitsubishi ASX —4295 mm de longitud y 2670 mm de batalla— o el Škoda Yeti —4227 mm de longitud y 2578 mm de batalla—.

SsangYong XIV Adventure en el S. París 2014

Tanto el XIV Air como el XIV Adventure estarán disponibles con motores Diesel o de gasolina de 1,6 litros de cilindrada. Ssangyong, de momento, no hace referencia a la potencia que desarrollan. Ambos motores cumplen con la normativa de emisiones Euro 6. Habrá dos tipos de caja de cambios, una manual y otra automática tipo convertidor de par.

SsangYong XIV Air en el S. París 2014_2

Los dos modelos tienen diferencias entre sí. El XIV Air es un modelo que carece de ventanillas y de gran parte del techo. El XIV Adventure muestra un aspecto más campero, con protecciones de plástico en los paragolpes y un soporte en el techo que ofrece gran capacidad de carga.

SsangYong XIV Adventure en el S. París 2014 _2

Toda la información, tras su presentación en el Salón de París, estará disponible en km77.com

En el pasado Salón de Ginebra, Ssangyong presentó otro prototipo con carrocería de todoterreno, se trataba del XLV Concept, un vehículo con unas proporciones más grandes que la de estos dos nuevos modelos (más información). Su principal característica es que tenía un motor Diesel de 1,6 litros y otro eléctrico de 14 CV que se alimentaba de la electricidad acumulada en una batería de iones de litio. Las emisiones de CO2 eran de 98 gramos por kilómetro recorrido, que corresponden a un consumo de carburante de 3,7 l/100 km.

Share This