Que la modalidad de slalom es la más barata y una buena base para engancharse al mundo de la competición ya lo he contado aquí. Lo que os voy a contar es la prueba que realizamos este fin de semana en Sabiñánigo, provincia de Huesca. Era la tercera prueba del campeonato aragonés y la organizábamos desde Osca motor club gracias a la Peña La Murga. Por un lado os cuento la organización de la prueba y luego como la viví como participante.

slalomsabi

Para un evento de estas características nos ponemos en marcha a principio de año para elegir la fecha y fijarla en el calendario. La selección fue sencilla, que coincidiera con las fiestas locales. Hace casi dos meses nos pusimos en marcha para el tema de permisos, hablar con el Ayuntamiento, conseguir patrocinadores, etc. De esto se han encargado David Lardiés y Carlos Allué, junto a toda la gente de la Murga. Una vez todo en orden encargaron los carteles, publicidad y los trofeos. Por otro lado fuimos haciendo la difusión para que los participantes tuvieran conocimiento de los horarios de la prueba.

Con todo listo decidimos ir a Sabiñánigo a hacer un pequeño diseño de lo que sería el trazado en el polígono Sepes. La idea inicial era aprovechar una explanada más grande, pero conseguir el permiso era imposible. Subimos Sergio Bercero y yo a ver donde lo haríamos y David nos indicó como podríamos hacerlo. En este caso, por la tipología de las calles, decidimos que sería un slalom lento y técnico, los bordillos estaban cerca y las calles eran estrechas.

Llega el día de la prueba, así que a las 10 de la mañana ya estaban organizando todo. Vallas para un lado, barreras para otro, metros de cinta para marcar, etc. Llegué con el material restante al mediodía y lo dejamos todo marcado con el resto de gente (Pablo, Jesús, Tino, Jonatan, Alberto, etc.) Llegaron los oficiales y los cronometradores. Todo estaba listo a las 16h para que diera comienzo la prueba.

explanada

En el briefing se decidió que si íbamos bien de tiempo, además de la manga de entrenos y las 2 de carrera, íbamos a hacer una de entrenamientos libres. Al final se pudo hacer, algo que los pilotos agradecen para hacerse mejor a la pista. Éramos 21 participantes, uno de ellos un monoplaza.

Os cuento mi experiencia como piloto:

Sabiendo que había dos mangas de entrenamiento decidí salir a dar un poco de espectáculo. Mi coche es un Renault Clio Sport, así que todo el espectáculo que puedo dar es tirar de freno de mano y quemar rueda al acelerar. Pues dicho y hecho. Todas las curvas que pude las hice pivotando. Parece mentira lo bien que funciona este freno de mano, hasta me preguntaron si era hidráulico. Al menos la gente se divirtió, espectáculo puro. El tiempo, me daba igual. La segunda manga de entrenos más de lo mismo, chicharra! Algún cono no se mantuvo en su sitio, pero no importaba.

themis

Es el momento de la carrera. Ahora es otra cosa, hay que tomárselo en serio. Decido que salvo en el giro de 360º y en el de 180º no voy a tirar de freno de mano. Salgo, bien, primeros giros, bien, llego a la primera curva en la que pienso portarme bien y a mitad me doy cuenta que no la tomo, pues a hacer el animal. Sigo a la siguiente, más de lo mismo. Estaba claro, hoy no iba a estar fino. Termino la manga y mi sorpresa es que quedo arriba en la general.

La definitiva, esta vez lo voy a dar todo. Me pongo una canción que me gusta, aire acondicionado ON, pienso en no tirar ningún cono, 3, 2, 1, fuera! El recorrido lo voy pasando bien, me estoy divirtiendo. Llego a los conos y los voy trazando. Podría hacerlo mejor, no pasa nada. 180º y vuelta. Va bien, sigo concentrado, tomo la última curva y meta. No sé por qué pero parece que se me olvida respirar, jadeo como si hubiera estado en apnea, me falta oxígeno. Aparco el coche y voy a mirar mi tiempo, solo quedaban 3 coches por salir y veo que he quedado 2º scratch y 1º de clase. Estoy muy contento hasta que, de nuevo, me doy cuenta que mi archienemigo y amigo al mismo tiempo Pabo Fortuño me ha ganado. No le deberían dejar correr, con un John Deere nos ganaría igual, para algo es tricampeón de Aragón.

Entrega de trofeos, cava para celebrarlo, recoger y para casa. Ha sido un bonito y divertido día rodeado de amigos. Tendremos que pensar si participamos en el siguiente que no se nos da mal.

Share This