Me llena de orgullo y satisfacción que Celedonio y Cogolludo me hayan permitido inaugurar su blog con este mensaje.

Os voy a hablar de la que creo es la forma más barata de competir con un coche, al menos a día de hoy: los campeonatos de slalom.  Pero primero, me voy a enrollar un poquito poniéndoos en situación y a cuento de qué viene esto.

Cuando tenía 18 años iba a ver algunas carreras del Campeonato de Aragón de Slalom. Me resultaba fascinante ver coches de calle corriendo en una explanada de asfalto sorteando los conos. Yo no tenía coche y, cuando lo tuve, competir con un deportivo italiano de 45 CV que se balanceaba como un velero en plena tormenta me parecía ridículo. Eso y que no tenía dinero para poder correr. Y, para que ocultarlo, me avergonzaba saber si era muy malo conduciendo.

Pasaron los años y aquel coche de 45 CV fue reemplazado por uno de 118 CV, con inyección electrónica y turbo (pregunta para trivial, ¿de qué coches hablamos?). Ya tenía un coche que, al menos por rápido, disimulase mi torpeza al volante.  Pero el Campeonato desapareció y yo me quedé con las ganas.

106

Unos cuantos (muchos) años más tarde, en 2009, surgió de nuevo la posibilidad de participar. Con el empujón de mi amiguete Enrique Marco, con el coche de mi mujer y el patrocinio de esta santa casa, km77.com, me inscribí.

Correr en el Slalom es relativamente asequible. En Aragón, basta con obtener la Licencia estatal restringida (125 €) y pagar las cuotas de inscripción (40 € por carrera). A eso hay que sumarle gasolina (es lo de menos), neumáticos (en función de cómo tengas los que llevas en el coche) y un casco. Si no hay averías ni golpes (no es habitual), no hay ningún gasto más.

kart

El Campeonato consta de seis carreras y de tres categorías: coches de serie, coches de competición y monoplazas. Para correr en la de serie (que es en la que participo), el coche tiene que estar tal y cómo salió de fábrica: mismo volante, llantas, suspensión, etc.; obviamente, de tocar el motor ni hablamos. Si se modifica algo, pasa a la categoría de competición, integrada por coches de calle “tuneados” mecánicamente, alguno estéticamente y coches de carreras, tipo Citroën AX o Renault Clio.

Continuaré con mis peripecias de la temporada 2009 en futuras entradas. Eso sí, aprovecho para recordar al que le pueda interesar, que el Campeonato de 2010 comienza este sábado día 23 (más información en la página de la FADA). También os iré contando que tal va la nueva temporada.

abarth

Desconozco el funcionamiento de este tipo de competición en otras comunidades. Si alguien quiere informarnos,  que envíe un correo a la cuenta de los autores de este blog (celedonioycogolludoARROBAkm77.com).

Un saludo.

Alfonso Herrero

Share This