Como ya os conté aquí, este finde ha sido movido. El sábado por la noche se celebró la Gala de Campeones, donde nos entregaron los trofeos a los primeros clasificados de las distintas categorías. Este año el vídeo de presentación de cada categoría estaba más currado que los anteriores. Eso sí, entrevistan a cualquiera.

Recogí el trofeo con mi hijo. A finales de abril hará tres años y estaba emocionado con lo de ir a recoger el premio juntos. Lo hizo muy bien: cuando nos lo dieron primero lo chupó, sin duda alguna quería comprobar que era metacrilato del bueno. Luego lo alzó con las dos manos, como si lo hubiese hecho más veces. La bomba. También decidió que era muy grande, así que lo dividió en varios trocitos para facilitar su transporte.

trofeo

Al día siguiente también vino a verme en la primera carrera de la temporada, quería recoger otro premio… Lo que yo no sabía es que él me iba a dar el mejor premio posible:

Y ahora, la carrera. Para empezar una foto con los rivales:

ferraris

Ha sido un slalom muy lento, el que más que yo recuerdo o por lo menos ha sido el único que he tenido que hacer sólo en primera. La manga de entrenamientos no se me dio nada bien, incluso tuve que echar marcha atrás porque fui incapaz de girar el volante con una mano mientras con la otra intentaba tirar del freno de mano: una vez más la bomba de la asistencia no daba abasto y la dirección se endurecía ofreciendo una resistencia enorme, como si intentase sacar el pie de una masa de croquetas espesa. También hice muy mal el giro de 360 grados. El resultado: un décimo puesto.

A la primera manga cronometrada salí pensando en conducir de manera diferente. La zona lenta del slalom la iba a hacer más despacio, para que no me costase tanto girar el volante y así ir más fino. Y resultó bien, un segundo puesto absoluto y primero de la categoría de Serie.

A la segunda y última manga salí con la misma intención pero la puse tarde en práctica. La primera mitad del slalom no la hice bien y aunque creo que en la segunda fui más rápido el tiempo final fue dos décimas peor que en la primera manga. Si a eso le sumamos que hubo un par de coches que mejoraron mi tiempo anterior, resulta que quedé cuarto (segundo de mi categoría). Hoy tengo un vídeo para que os podáis meter conmigo y esas cosillas 🙂

El slalom lo ganó Francho Echegoyen con su abarth 500 con kit essesse, una bomba en buenas manos. El segundo clasificado fue un Renault Twingo, conducido por Ramón Rabadán. El tercer puesto para Eduardo Escolano, con un Citroën Saxo VTS. Aquí la nota de prensa de la FADA.

tiempos

Alfonso Herrero

Share This