Sí, sigo corriendo slaloms. Vamos por el cuarto del Campeonato y aquí sólo he hablado de dos, contando éste. ¿Y los otros dos? Pues, son el segundo y el tercero de la temporada.

En el segundo me pasé de listo. Me explico: El slalom era en el Circuito Internacional de Zuera, prueba que se celebra dos veces al año y que destaca por la ausencia de conos. Es un slalom en el que hay poco de slalom y como con el Yaris no hay punto que rascar en un circuito así decidí, animado por mi compinche Themis, ir con el Julai de carreras. Así que nos presentamos ahí con el Accent, calzado con los únicos neumáticos que teníamos que no eran slicks (está prohibido calentar ruedas y un slick frío tiene una adherencia similar a un trozo de madera), un par de neumáticos de calle de dios sabe cuándo y dos de lluvia. Primera sorpresa al llegar al circuito, habían puesto conos. Segunda sorpresa,  que no lo fue tanto, llegar a la primera curva y ponerse el coche mirando al revés. Resumo el día: fracaso total, cero puntos para Themis, cero puntos para mí. Grabé unos vídeos, los edite, preparé las fotos y guardé todo eso muy bien guardado en un ordenador que se rompió poco después. La tercera prueba de la temporada coincidió con un evento familiar al que no podía faltar si no quería que mi hermana dejase de hablarme el resto de la vida.

Así que todo lo anterior agitado, pero no revuelto, con la pereza, da como resultado que me presente aquí hoy para hablar del cuarto slalom, que es el I Slalom Mixto Motorland. Lo de mixto no hace referencia a que haya pilotos y pilotas, sino  a que el trazado discurre en asfalto y tierra, no únicamente por asfalto.

Mi situación en el Campeonato no es muy buena. Cuarto clasificado con 20 puntos, obtenidos de la primera y única participación del año. El líder, Sergio Bercero, me duplica la puntuación. Entre medias, los Joaquines, uno con 32 y otro con 31 puntos. En total son seis pruebas, así que hay opciones al campeonato, pocas, pero las hay. Y ya se sabe que la esperanza es lo último que se pierde….

Tras las verificaciones administrativas y técnicas, y el briefing, damos una vuelta andando al circuito. La salida está en la parte asfaltada, al lado izquierdo de la pista y tras una curva en bajada se entra en la zona de tierra. La tierra parece muy blanda, nos tememos lo peor, unas roderas profundas en cuanto hayan pasado unos coches.  Tras un recorrido de curvas lleva el  primer slalom de conos, que tiene distinto tipo de tierra a cada lado. De la tierra se vuelve al asfalto, tras un giro de 360 grados, para unos cuantos conos después y un par de curvas, volver a la tierra, a hacer otro slalom. De esa recta se sale a una curva asfaltada, con un par de obstáculos, y poco después se termina el recorrido superando una curva convertida en una ese doble.

La vuelta de entrenamiento, ya con el coche, sirve para darme cuenta de que me sobran la mitad de los caballos del motor del Yaris en los slalom que hay en las zonas de tierra. Hay que ser muy suave con el acelerador; los conos están muy juntos, en asfalto lo haría en primera, pero lo hago en segunda para tratar de evitar que las ruedas patinen. Suavidad y aprovechar la inercia del coche al ahuecar para colocarlo en el siguiente cono. Finalizo la vuelta sin tener la más remota idea de si el tiempo era aceptable o muy malo. Al final ni lo uno, ni lo otro, fue muy bueno: tercera posición de la general y primero de la categoría en la que participo (coches de serie).

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=80r6lbMpOI4]

Llega el turno de la primera manga cronometrada. La parte inicial de tierra, la más rápida, no está tan deteriorada como preveíamos.  Pruebo a hacer la parte de los slalom de tierra más despacio, mejor dicho, con más suavidad. Los tiempos dirán si es mejor, yo creo que sí. Vuelvo a equivocarme. Empeoró dos segundos respecto al entrenamiento, bajo al séptimo puesto de la general y segundo de la categoría, superado por Sergio Bercero y su Citroën AX.

A la segunda manga, la definitiva (se tiene en cuenta el mejor tiempo de las dos), salgo pensando en ir a lo que pueda y que si me paso de largo algún cono sería mi justo castigo. Finalizo la vuelta con mal sabor de boca,  la zona inicial de tierra me ha parecido que estaba más lenta y también he hecho mal el giro de 360 grados, un sitio donde se pierde tiempo. Al terminar, Sergio me pregunta qué tal. Le respondo con sinceridad “mal, he debido perder dos segundos más”. Así que me encuentro entre cabreado conmigo mismo y pensando que las pocas opciones de optar al campeonato se habían esfumado.

Acaban todos los participantes y minutos después anuncian los tiempos…me he vuelto a equivocar.  Afortunadamente, no sé distinguir una buena pasada de una mala y resulta que he hecho  un tiempo muy semejante al de los entrenamientos, suficiente para ser quinto en la general y primero de la categoría. 20 puntos más (40 en total) y, sobre todo, cinco menos para Sergio, que suma 15 (55).

El próximo slalom es el 6 de octubre, en la Feria de Muestras de Zaragoza durante las fiestas del Pilar. Sólo vale quedar por delante de Sergio para optar a algo en la última prueba que será, otra vez, en Zuera…

Alfonso Herrero

Share This