Como os contaba en la entrada anterior, este año vuelvo a participar en el Campeonato de Aragón de Slalom.

Todavía no os he presentado a mi compi, un Toyota Yaris 1.5 T-Sport del 2002 (hay  información de este coche en este artículo de km77.com). Es un coche que va muy bien en los slaloms lentos y algo peor en los rápidos. Tiene dos peros, el primero es la dirección: es muy lenta (más de tres vueltas de volante) y, cuando hay que hacer un slalom entre conos que están muy cerca, la bomba hidráulica de la dirección no puede con tanta carga y me deja de repente sin asistencia. El otro es que no quepo bien con el casco (que es obligatorio) y tengo que llevar el respaldo muy inclinado con lo que el volante queda muy lejos y los pedales demasiado cerca. Por lo demás, pocas quejas: es ágil, la respuesta del motor al acelerador es inmediata (es raro encontrar un coche reciente similar en este aspecto) y como pesa poquito, los 106 CV que tiene son suficientes.

Yaris

La primera prueba es el sábado (23 de enero) y se celebra durante el Motor Show Festival 2010, en la Feria de Muestras de Zaragoza. Consta de una pasada de entrenamiento (10:00) y dos mangas puntuables (11:15  y 12:15), aunque tenemos que madrugar para pasar antes las verificaciones administrativas y técnicas. Para la clasificación final se tiene en cuenta el mejor tiempo de las dos mangas.

Salvo cambio de última hora, somos 28 participantes (aquí podéis ver la lista de inscritos). De mi categoría, coches de serie, sólo estamos cinco. Es algo extraño, ya que la temporada pasada rondábamos siempre la docena. Así que somos menos para pelearnos por el trofeo  (un Abarth 500, un Volkswagen Golf GTI 1.8 , un Peugeot 106 1.4 que comparten dos turolenses y el Yaris). Que seamos menos tampoco me pone las cosas fáciles y tocará arriesgar para conseguir estar en los tres primeros puestos.

Voy a echar de menos a mi archienemigo Alberto y su Peugeot 205 GTI, que este año se ha pasado a la categoría de competición, donde seguro que consigue buenos resultados. Es un enemigo deportivo, porque en lo personal el ambiente es estupendo con él y con los demás: hay compañeros que han prestado su coche a otros cuando han tenido una avería y nadie se niega a dejarte una herramienta o un poco de aceite. Así da gusto.

Aunque es un campeonato regional, está abierto a la participación de pilotos de otras comunidades. Esta vez hay dos pilotos con licencia de Navarra y tres procedentes de Cataluña.

Lamentablemente, y como ocurrió el año pasado, se prevé lluvia, lo que es incordio para los espectadores.  Por cierto, acepto recomendaciones sobre las presiones para mojado (normalmente  no me complico la vida y llevo 2,2 en las cuatro ruedas).

Espero daros una buena noticia el fin de semana.


Alfonso Herrero

Share This