Como se dice en el artículo sobre el Octavia Combi que hay publicado en km77.com, el interior de éste es prácticamente idéntico al del Octavia con carrocería berlina (más información). Las diferencias entre estas dos carrocerías se hallan en el maletero.

Todas las versiones del Octavia Combi, incluidas aquellas con tracción total, tienen un maletero con un volumen de 610 litros y la posibilidad de ampliar este espacio a 1760 litros abatiendo los respaldos de los asientos traseros. La superficie de carga con los asientos abatidos no queda completamente plana.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

A ambos lados del maletero hay unos pequeños huecos. El de la izquierda queda ocupado por el amplificador de sonido «Canton» cuando se pide este sistema de audio opcional.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Hay cuatro ganchos, dos a cada lado del maletero, para colgar bolsas y una toma de 12 voltios. Asimismo, hay numerosos puntos de anclaje para redes de sujeción de carga.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

También hay numerosos accesorios que permiten compartimentar y adaptar el espacio de carga a diferentes necesidades.

Una de las opciones que Skoda cita como novedad en este Octavia Combi es la posibilidad de instalar un falso suelo para crear dos zonas de carga.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

En el hueco que queda por debajo del suelo hay espacio para guardar la cortinilla enrollable y las barras transversales de la baca.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Estos dos elementos se pueden dejar sueltos en el doble fondo (como se ve en la foto de arriba) o fijarlos a los huecos pensados para ello que se ven en en la foto de abajo.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Hacia el centro del falso suelo hay un doblez transversal que permite doblarlo sobre sí mismo para crear un espacio de pequeñas dimensiones, donde determinados objetos pueden encajar y quedar sujetos sin necesidad de atarlos.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Si el falso suelo no es necesario, puede colocarse a la misma altura que el suelo real o plegarse contra el respaldo de los asientos traseros.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Otra opción disponible es una cubierta reversible para el suelo del maletero. Una de sus caras está forrada con el mismo material que el recubrimiento del resto del maletero, y la otra es de goma, con el fin de que sobre ella se puedan depositar objetos sucios o mojados.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Hay un paquete de redes formado por tres unidades: una grande para el suelo del maletero y otras dos más pequeñas para ser instaladas transversalmente o en los laterales.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Otro elemento interesante es una especie de lona de plástico extraíble sobre la que se pueden posar objetos húmedos, como un paraguas por ejemplo, y no ensuciar el resto del maletero. Aguanta hasta 3 kilogramos.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

La red de separación de objetos conviene pedirla de fábrica, de lo contrario no dispondremos de agujeros en el techo para instalarla si posteriormente nos vemos con la necesidad de hacerlo. La red viene enrollada en un carrete pegado a la parte superior del respaldo de los asientos traseros.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Va unida a la sección más grande del respaldo, a la que ocupa dos tercios. Al abatir esta sección se abate necesariamente la pequeña. Por tanto, se puede abatir la pequeña y dejar la grande en su posición normal, pero no viceversa.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

La red también es utilizable cuando los asientos están abatidos.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Aunque la apertura del portón sea automática (es una opción), conserva el tirador de goma que tienen los portones manuales.

Škoda Octavia Combi. Modelo 2013. Maletero

Debajo del piso hay una rueda de repuesto de tamaño inferior al del resto

17

 

Por Brazuka

Share This