El Škoda ATERO es un vehículo desarrollado por 26 estudiantes de la escuela de formación profesional de Škoda. Este cupé está basado en el Škoda Spaceback y supone el tercer proyecto de los estudiantes de la academia.

El equipo compuesto por 26 integrantes —4 mujeres y 22 hombres— de la escuela de formación profesional situada en Mladá Boleslav comenzó a trabajar en el ATERO a finales de 2015. Han contado con el apoyo de los instructores, equipo de desarrollo técnico y departamentos de diseño y producción de Škoda.

El ATERO ha sido desarrollado a partir de un Spaceback —con motor de gasolina de 125 CV y cambio automático DSG de siete relaciones—, según informa Škoda: «los pilares B se han movido hacia la parte trasera, la inclinación de los pilares C es más aguda, la línea de techo inclinada comienza en un punto anterior y el borde de las ventanas posteriores apunta hacia arriba».

Pero esto no es todo, hay más modificaciones respecto al Spaceback original: entradas de aire sobre el capó delantero, rejilla frontal de mayores dimensiones, nuevo paragolpes delantero, faros de ledes con «retroiluminación en color rojo», un portón trasero rediseñado con un alerón en la parte central, pilotos posteriores de nuevo diseño, paragolpes posterior con difusor de aire y un sistema de escape procedente del Škoda Octavia RS.

koda-atero-estudiantes-de-formacion-profesional-de-koda-construyen-el-coupe-sonado(2)

Los estudiantes también han cambiado el sistema de suspensión, han incorporado un sistema de frenos con discos perforados (en el eje delantero) y han elegido unas llantas de aleación de 18 pulgadas modelo Turini, disponible en la gama Octavia.

El Škoda ATERO está pintado en color negro metalizado «Black Magic» y en rojo «Corrida Red» los faldones laterales y el alerón posterior. La mezcla de negro y rojo también está presente en las llantas de aleación, en la rejilla delantera, en las tomas de aire del capó y en el difusor posterior.

En el habitáculo los estudiantes han incluido luz ambiente con tecnología LED en color rojo y un sistema de sonido de 1800 W compuesto por 14 altavoces. En el maletero hay un altavoz de graves —subwoofer— de 400 W de potencia.

El ATERO es el tercer proyecto que sale de la escuela, un modelo único y completamente funcional, igual que el CitiJet presentado en 2014 y el FUNSTAR en 2015. El objetivo del proyecto es promover la experiencia y la creatividad de los estudiantes.

Share This