Los días previos a una carrera no son nada tranquilos. Las entrevistas, las verificaciones administrativas y técnicas, los últimos preparativos de las etapas, los últimos retoques dentro del nuevo “despacho”, la comprobación de los instrumentos de navegación,… Todo ha de estar listo para el día 31, cuando realizamos las verificaciones y dejamos el coche en el parque cerrado previo a la salida del día 1.
Como podéis ver, los mecánicos y los ingenieros trabajan duro para que todo esté listo para el gran acontecimiento. Estas fotos ilustran las explicaciones. En ellas observareis la zona de los mecánicos y la de los ingenieros que amablemente nos han cedido la gente de Volkswagen Argentina para poder revisar y organizar todo nuestro material.
dia30_1
Debido al cambio horario con España, 4 horas menos, mi reloj interno me suena a las 5:00 – 5:30 cada día, un poco temprano, pero perfecto para ir cogiendo el horario de carrera lo antes posible. Esta mañana he comenzado el día leyendo en francés. Sí en francés, pues he vuelto a darle un vistazo al reglamento de la carrera. Este reglamente contiene todas las normas que debemos cumplir durante la prueba y nos explica todo lo que está permitido hacer. ¡Lo que no está expresamente autorizado está prohibido!
Este año ha habido una serie de modificaciones en el reglamento que nos van a complicar las cosas. La más importante es dentro del apartado de la navegación. Para orientarnos utilizamos el road-book o libro de ruta, que es como el navegador del coche, pero en papel, y unos GPS. Este año hemos conseguido que el organizador nos cambie los antiguos monocromo por unos un poco más grandes y a color. Con los antiguos era muy difícil la lectura de los datos por el tamaño de los caracteres y el color de la pantalla.
dia30_2
Estos elementos son muy parecidos a los utilizados por los aficionados en las excursiones, pero con algunas particularidades. Las más importantes son: no tienen cartografía, no se pueden introducir puntos, controlan la velocidad a la que circulas (el poli en casa) y no te dejan ver las coordenadas de los puntos ni la dirección hasta ellos. Esto complica un poco la navegación. En los GPS comunes, si deseamos ir a un punto en concreto, tenemos una flecha que nos indica su dirección. Nosotros también tenemos esta flecha, pero la dificultad que nos plantea el organizador es que esta flecha sólo se hace visible cuando estamos a una distancia del punto de entre 3 km y 800 m. Esto quiere decir que, si no entramos en este radio, nunca tendremos la flecha visible y no podremos saber cuál es la dirección a seguir hacia el punto.
El criterio que sigue el organizador para decidir la distancia adecuada para visualizar el punto es: el más difíciles de llegar menor radio. Todos los puntos están marcados en las viñetas del libro de ruta y es obligatorio pasar por ellos en el orden establecido por el organizador. Si no se cumple esta regla incurres en una penalización que se aplicará al tiempo de la clasificación general.
Como ocurre en la vida cotidiana, los excesos de velocidad se pagan caros y en esta carrera no es una excepción. Existen algunas zonas en las que tenemos que circular a una velocidad reducida, 30-50-90-120 km/h. Estas zonas están descritas en el libro de ruta y se han de cumplir estrictamente. Si accedemos a una de las zonas de velocidad limitada sobrepasando el límite establecido incurriremos en una penalización. Esta penalización va en función de los km/h que sobrepases del límite y el tiempo que estas infringiendo la norma. La penalización es tanto económica y como en tiempo a sumar al total de la carrera. Más vale estar bien despiertos que sino…..
Mañana será un día largo, las verificaciones nos esperan. ¿Nos dejaran participar? 😉

Share This