Renault SAS y el Grupo Caterham han anunciado un acuerdo para revivir la mítica Alpine. Ambas marcas -que ya cuentan con acuerdos en los deportes del motor- unirán sus esfuerzos en esta ocasión para diseñar y construir vehículos de carácter deportivo.

El Grupo Caterham poseerá el 50 % de las acciones de la empresa Automobiles Alpine Renault que actualmente pertenecen en su totalidad a Renault SAS. Está alianza desembocará en la creación de una nueva sociedad bajo el nombre de La Société des Automobiles Alpine Caterham. La nueva empresa será administrada por Bernard Ollivier.

Imágenes:

Esta alianza asegura el futuro sostenible de la planta de Dieppe, en Normandía, ya que los futuros modelos de Alpine se fabricarán en ella. Esta planta era la sede original en 1969 de Alpine y es la actual sede de Renault Sport. Cuenta con una plantilla de 300 trabajadores y una superficie total de 76.000m2. Aquí se fabrica actualmente el Clio R.S y sus variantes de competición.

Alpine presentó el prototipo A110-50 (más información) en Mayo de 2012. Un vehículo con motor central de seis cilindros en V (código «V4Y»), 3,5 litros y 400 CV a 7200 rpm. La carrocería es de fibra de carbono.

No se ha confirmado fechas por parte de Renault o Caterham, pero se espera que los primeros modelos de Alpine estén en la calle en tres o cuatro años.

Share This