Hemos hecho cinco recorridos diferentes conduciendo simultáneamente un Hyundai IONIQ, un KIA Niro y un Toyota Prius (pinchando en los enlaces se accede a la prueba que hay publicada en km77.com de cada modelo). Hemos constatado diferencias significativas de consumo de carburante entre ellos. El Prius fue siempre el modelo más eficiente, seguido del IONIQ y en última posición del Niro. El consumo del Niro ha sido, en el mejor de los casos, un 20,5 % superior al del Prius.

Hemos comparado estos tres vehículos porque los tres tienen un sistema híbrido de impulsión de potencia parecida y compuesto en todos los casos por un motor eléctrico y otro de gasolina. El Hyundai y el Toyota son muy parecidos por dimensiones y estilo de carrocería. El KIA se diferencia de ellos por tener un aspecto más próximo al de un pequeño todoterreno.

Las unidades de IONIQ y de Niro que hemos probado tenían el nivel de equipamiento más costoso, que incluye de serie unos neumáticos de mayor tamaño y, a consecuencia de ello, su consumo medio homologado es más elevado que el de las versión menos equipadas. En el Prius no hay niveles de equipamiento, Toyota comercializa una única versión. Bajo estas líneas hay una tabla con datos específicos de las unidades probadas y con otros de homologación. Es posible consultar más datos esta ficha comparativa.

Hyundai IONIQ KIA Niro Toyota Prius
Nivel de equipamiento Style Emotion
Kilómetros de la unidad 1600 3200 11 400
Marca y modelo de neumáticos Michelin Primacy 3 Michelin Pilot Sport 4 Toyo NanoEnergy R41
Medidas de neumáticos 225/45 R17 225/45 R18 215/45 R17
Masa según homologación (kg) 1445 1500 1450
Coeficiente aerodinámico (Cx) 0,24 0,29 0,24
Potencia máxima (CV) 141 141 122
Consumo urbano homologado (l/100 km) 3,9 4,4 3,3
Consumo extraurbano homologado (l/100 km) 3,9 4,5 3,3
Consumo medio homologado (l/100 km) 3,9 4,4 3,3
Precio (€) 28 100 26 200 29 990

En todos los recorridos hemos circulado en línea, es decir, uno tras otro. En vías rápidas siempre hemos dejado una distancia suficiente para que el que iba delante no favoreciera aerodinámicamente al que iba detrás. Los conductores y la posición de los vehículos en la línea han variado al comienzo de cada recorrido y, en algunos casos, dentro del mismo. Los valores de consumo que exponemos en este texto los hemos obtenido aplicando a cada ordenador de viaje el porcentaje de error que previamente habíamos calculado para cada vehículo.

Recorrido 1

Es el recorrido de consumo que hacemos con todos los coches que probamos en km77.com. Es un trayecto de ida y vuelta de 143,3 km por la autovía A1, cubiertos a una velocidad media de 120 km/h. Los cambios de pendiente son numerosos y el más importante es el puerto de Somosierra. Siempre se hace con el compresor del climatizador desconectado. Bajo estas líneas hay un gráfico con los cambios de nivel.

grafica2

El Toyota Prius logra el consumo más bajo de todos y uno de los mejores que hemos obtenido nunca en km77.com (el récord lo tiene por el momento el Volkswagen Passat BlueMotion 1.6 TDI 120 CV con 4,5 l/100 km). El consumo del IONIQ es un 3,8% mayor, mientras que el del Niro es un 22,6% más elevado.

  • Toyota Prius: 5,3 l/100 km
  • Hyundai IONIQ: 5,5 l/100 km (3,8%)
  • KIA Niro: 6,5 l/100 km (22,6%)

Recorrido 2

El punto de partida es la gasolinera de Repsol que hay en el kilómetro 49 de la autovía A1 (900 metros sobre el nivel del mar) y el punto final es el cruce de la calle Alcalde Henche de la Plata con la avenida de Francisco Pi y Margall (690 m.s.n.m), en Madrid. Es un trayecto de 44 kilómetros que discurre casi por completo por la autovía A1 y la autopista de circunvalación M40. Recorrimos la distancia a una media de 102 km/h y con el climatizador desconectado. El tráfico fue fluido y la temperatura ambiente fue 18 ºC.

recorrido-2

3

La diferencia de consumo del Toyota Prius ha aumentado con respecto a los otros dos modelos, especialmente contra el IONIQ, que ahora es de un 9,1%. El KIA Niro es, otra vez, el menos eficiente.

  • Toyota Prius: 4,0 l/100 km
  • Hyundai IONIQ: 4,4 l/100 km (+9,1 %)
  • KIA Niro: 5,0 l/100 km (+25,0 %)

Recorrido 3

Este recorrido tiene una longitud de 13 km, comienza donde termina el anterior —cruce de la calle Alcalde Henche de la Plata con la avenida de Francisco Pi y Margall— y termina en el paseo de Camoens, a 621 m.s.n.m. Los primeros 4,5 km transcurren principalmente por la autopista de acceso a Madrid M-11. El resto de la ruta es por calles y avenidas amplias de Madrid, como el Paseo de la Castellana, la calle de Bravo Murilo, la calle de Guzmán el Bueno y la calle de Alberto Aguilera. El tráfico fue medianamente fluido y conseguimos completar el trayecto a una velocidad media de 26 km/h. Durante todo el recorrido el climatizador de los tres coches estuvo conectado en modo automático y ajustado a una temperatura de 22ºC. La temperatura del ambiente era 20ºC.

recorrido-3

4

El IONIQ y el Niro han gastado, respectivamente, un 24,2 y un 21,2% más que el Prius. Este ha sido el único recorrido en el que el Niro ha consumido menos que el IONIQ, aunque por poco.

  • Toyota Prius: 3,3 l/100 km
  • KIA Niro: 4,0 l/100 km (+21,2 %)
  • Hyundai IONIQ: 4,1 l/100 km (+24,2 %)

Recorrido 4

Son 10 kilómetros completamente de ciudad. El punto de inicio es el final del recorrido 3 —paseo de Camoens— y el punto de finalización es la gasolinera Repsol que hay en el cruce que forman la calle de Bravo Murillo y la calle de Ríos Rosas (695 m.s.n.m.). Necesitamos 58 minutos para completar la ruta, lo que supone una media lenta, de 10 km/h. Una parte de ella tuvo lugar en la Calle Gran Vía, donde el tráfico fue muy denso y tardamos 47 minutos en recorrer 5,5 kilómetros (una media de 7,0 km/h). Como en el recorrido 3, el climatizador estuvo conectado en modo automático a 22ºC. La temperatura ambiente era 21ºC.

recorrido-4

6

El perfil de elevación de la imagen superior corresponde al tramo de la ruta que va desde el Paseo del Rey hasta el cruce de la calle de Alberto Aguilera con la calle de Vallehermoso. No hemos podido obtener el perfil de elevación del resto. Estos han sido los resultados:

  • Toyota Prius: 4,7 l/100 km
  • Hyundai IONIQ: 5,5 l/100 km (+14,5 %)
  • KIA Niro: 6,2 l/100 km (+32,2 %)

Los datos de consumo que se muestran son acumulados con el recorrido 3, es decir, no pusimos a cero los medidores de consumo cuando terminamos el recorrido 3, sino que los dejamos contando. El IONIQ ha conseguido reducir la diferencia de consumo con el Prius, pero en el caso del Niro ha aumentado.

Recorrido 5

Este recorrido de aproximadamente 36 kilómetros parte de donde termina el recorrido 4 —la Gasolinera en el cruce de la calle de Bravo Murillo y la calle de Ríos Rosas— y concluye en las instalaciones de Ilunión, en Brunete (donde hacemos las pruebas de esquiva y de eslalon, vídeos). Comprende, a grandes rasgos, 4 km de ciudad (Madrid y Brunete), 22 km de vías con más de dos carriles por sentido (A6, M-40, M-50 y M-503) y 10 km por una carretera con un carril por sentido (M-501). El tráfico era fluido, circulamos con el climatizador desconectado y a la velocidad máxima permitida en cada vía.

repsol-tepesa-maps

repsol-tepesa

El consumo del Hyundai IONIQ es un 11,4% superior al del Prius, que es, como en todos los casos, el modelo más eficiente. Este ha sido el recorrido en el que la diferencia de consumo entre el KIA Niro y el Toyota Prius ha sido menor ya que el consumo del Niro ha sido un 20,5% superior al del Prius.

  • Toyota Prius: 4,4 l/100 km
  • Hyundai IONIQ: 4,9 l/100 km (+11,4 %)
  • KIA Niro: 5,3 l/100 km (+20,5 %)

Conclusión

El Toyota Prius ha sido, indiscutiblemente, el modelo más eficiente de esta comparativa, mientras que el KIA Niro ha sido el que más carburante ha consumido. El Hyundai IONIQ ha quedado en un punto intermedio, aunque más próximo al Prius que al Niro. Es posible que las diferencias de consumo hubieran sido menores si tanto el IONIQ como el Niro hubieran llevado los neumáticos que vienen de serie en los niveles de equipamiento más bajos, pero no creemos que el resultado general hubiera cambiado. Entre el IONIQ y el Niro la diferencia de consumo es mayor en carretera que en ciudad; el peor coeficiente aerodinámico del Niro puede ser la causa.

La sensación compartida de las personas que hemos hecho esta prueba es que el Prius es más tendente a circular en modo completamente eléctrico que el IONIQ y, sobre todo, que el Niro. Este puede ser el motivo por el que la diferencia de consumo entre el Prius y el IONIQ ha sido mayor en los recorridos en los que había más tramo de ciudad que en los que incluían una mayoría de autovía y vías rápidas.

blog_2

Share This