(viene de aquí)

Bueno, el segundo día acabó mejor de lo que empezó. Tras un viaje de algo más de 300 km que hice con el motor de gasolina funcionando —el Volt no me pareció peor coche que uno “normal”, resulta cómodo y su estabilidad lineal es alta — pude, por fin, recargar el coche. Fue en el garaje de mi padre, en un enchufe normal de una línea que sólo da suministro a dos pares de fluorescentes y la puerta eléctrica del garaje. Seleccioné en el cargador la segunda intensidad posible (10 A) aunque me permitía la máxima y lo dejé toda la noche. Al día siguiente, cuando llegué, la batería estaba recargada por completo.

Comencé mi labor de I+D en Zaragoza. En la web de MOVELE sólo aparecen un par de puntos de recarga. Si se busca en google aparece una nota de prensa del Ayuntamiento hablando de 33 puntos más. Empecé por unos de estos,  que se encuentran en la calle, en las plazas de aparcamiento reguladas, o lo que es lo mismo, las de pago.

Plaza de los Sitios

El punto de recarga (para dos coches) está en la plaza de los Sitios, en frente del Museo. Aparco y veo un poste cilíndrico, sin ninguna toma de corriente. Me bajo del coche y me acerco, hay una ranura para meter una tarjeta y una pegatina en la que aparece “la tarjeta ciudadana”. En la parte trasera hay unas instrucciones (al meter la tarjeta se eleva la tapa superior del poste y da acceso a las tomas de corriente).

recarga-plazasitios-zgz

Llamo al 010, teléfono de información del Ayuntamiento. Me atienden rápidamente pero, en cuanto les cuento mi problema, se sorprenden. Sí, soy el primero que llama por este “problemilla”. La persona que me atiende me dice que va a buscar la información. Al poco me empieza a contar lo que he visto en la nota de prensa. Le digo que eso ya lo he leído yo y que no sirve de ayuda. Me explica que los puntos son de una contrata del Ayuntamiento, que se va a poner en contacto con ellos y me pide el teléfono para llamarme después.

recarga-plazasitios-zgz-instrucciones

Como me imagino lo que va a pasar —esa tarjeta la pueden solicitar los empadronados en Zaragoza y yo no lo estoy— decido marcharme a otro destino, el aparcamiento de un comercio cercano. Pongo el coche en marcha y me voy. A los dos minutos suena el teléfono, es la mujer de antes. Me informa de que se ha puesto en contacto con la empresa y que les ha dado mi teléfono para que me llamen. Se lo agradezco y sigo dirección al Corte  Inglés. Al minuto suena otra vez el móvil. Es de la susodicha empresa. Le cuento lo que me pasa y me dice que van a mandar un empleado que haya cerca y que tenga la tarjeta para que yo pueda cargar la batería. Así que deshago mis pasos y vuelvo a la Plaza de los Sitios.

recarga-plazasitios-zgz-poste

A los cinco minutos llega una chica de las que controlan las zonas de aparcamiento de pago y comenzamos el procedimiento: mete la tarjeta, la tapa se levanta, conecto el cargador, sacamos la tarjeta, cerramos la tapa y….¡¡las luces del cargador se encienden!! Primero en verde, luego en rojo… Volvemos a probar varias veces y el resultado es el mismo. Así que les doy las gracias y me marcho al Corte Inglés (esta vez sí).

Corte Inglés (Paseo de Sagasta)

Hay dos plazas dónde recargar la batería. Están en la planta 1, cerca del taller. Al llegar veo un cuadro eléctrico en la pared con dos enchufes, los interruptores que hay en cualquier cuadro (diferencial, ICPM, PIA), un testigo apagado y un botón (una seta de esas de parada de emergencia). No hay ningún cartel con indicaciones de lo que hay que hacer.

recarga-corteingles-zgz

Enchufo el cargador y no pasa nada. Veo que el diferencial, el ICPM y el PIA están desconectados, así que subo las palanquitas y voilà, el testigo rojo del cuadro se enciende y el cargador funciona (a la mínima intensidad, 6 A).  Y ahora qué, ¿me voy y dejo eso ahí puesto con la esperanza de que nadie lo desconecte/robe/otra gracia? Pues sí, es lo que tendría que hacer si fuese mi coche. Así que me marcho un rato. La conciencia me puede y el rato es corto. Al volver el cargador sigue ahí. Respiro aliviado. No hay que pagar por la recarga, sí por el aparcamiento.

Es el cuarto día con el Volt y sigo en Zaragoza, hoy sólo voy a tener tiempo para hacer una prueba. Va a ser en el aparcamiento de un centro comercial.

Centro comercial Augusta (Av. de Navarra).

Hay dos plazas en el aparcamiento de abajo, muy cerca de la entrada. Son de uso gratuito y no tienen ningún mecanismo que bloquee la clavija en la toma de corriente, así que si funciona volveré a pasar miedo, como en el Corte Inglés.

Aparco, saco el cargador, lo conecto y ¡a la primera! Me parece increíble algo que debería ser lo más normal del Mundo. Lo dejo cargando un poco más de una hora, suficiente para completar la carga total (había gastado un poco menos de la mitad). Este punto, además de funcionar, permite la mayor intensidad de recarga.

augusta

Continuará…


Alfonso Herrero

Share This