El viernes 26 de febrero estuve en la presentación de la nueva gama de neumáticos Michelin Pilot Sport 3.

La cita era a las 09:30 de la mañana en el INTA. Afortunadamente, el cielo estaba despejado y de la intensa lluvia del día anterior tan sólo quedaban rastros en forma de charcos en el asfalto y campos embarrados. Tras ser revisados los bajos (los del coche…), acreditarme y saludar a varios compañeros de la profesión, comenzó la presentación del producto. Diversos responsables de Michelin nos informaron del nuevo neumático.

MICHELIN_Pilot_Sport_3_07

Los Pilot Sport 3 sustituyen a los Pilot Sport 2 en la gama media de estos. Están disponibles en medidas desde 16” hasta 19”. Es decir, son válidos para coches del tipo de un Volkswagen Golf GTI hasta modelos como el Mercedes-Benz E 63 AMG. Por debajo de estos, quedan los Pilot Exalto. Por encima, para superdeportivos como el Bugatti Veyron, se mantienen los Pilot Sport 2 (gama de neumáticos Michelin para turismos).

La principal diferencia frente a los reemplazados tiene que ver con el rendimiento en mojado, aspecto en el que Michelin se ha centrado al desarrollar los Pilot Sport 3. Además, la duración se supone un 10 % superior. El precio, según nos dijeron, será el mismo.

Esto se consigue gracias a dos nuevas tecnologías, denominadas “Wet Grip Elastomer” (un polímero que favorece la adherencia en agua) y “Long Lasting Elastomer” (otro polímero elástico de gran resistencia que aumenta la vida del neumático); también se emplea sílice para reducir el calentamiento del neumático y disminuir el consumo de carburante. Además, el diseño más curvo del hombro del neumático facilita la evacuación del agua.

MICHELIN_Pilot_Sport_3_13
Lo que aparece en rojo es el polímero que favorece la adherencia en agua. En gris el asfalto.

Tras  las explicaciones pasamos a las pistas del INTA, donde pudimos hacer tres tipos de pruebas.

La primera consistía en conducir un Mercedes-Benz SLK 200 y un C 63 AMG o E 63 AMG en la pista de handling del INTA. Había que darse dos vueltas con el SLK (manual) y sólo una con uno de los AMG, a mí me tocó el Clase C. Conclusión: que el SLK es mucho más divertido en un trazado tan revirado. Sobre el neumático, pues que parecía que iba bien pero como no se podía comparar con otro, poco más puedo decir.

En la prueba donde sí se podía comparar, fue en un recorrido, entre conos, sobre una superficie mojada. En este caso, el coche era el Audi TT 2.0 TFSI con cambio manual. Aquí sí se conducía el mismo modelo de coche con distintos neumáticos: Pilot Sport 3, Bridgestone Potenza RE050A y Pirelli P-Zero.

Primero probé los Michelin. Bien. Aguantaban el apoyo en mojado sin deslizar y permitían acelerar con cierta intensidad a la salida de las curvas, que eran de radio pequeño. Después repetí las dos vueltas con los Pirelli (eran unos P-Zero normales, ni Nero ni Rosso, que son de más altas prestaciones). Con estos había que tener más cuidado al acelerar; de hecho el control de tracción trabajaba más. La diferencia no era muy grande, pero la había.

Más tarde repetí el proceso. Primero con Bridgestone, después con Michelin. Y sorpresa, los Michelin iban peor. No algo peor, mucho peor. De hecho, iban claramente peor que cuando los probé media hora antes ¿por qué? Pues porque conectaron los aspersores para mojar el suelo cuando iba a empezar a dar las vueltas con los Bridgestone y, llegado el turno de los Michelin, el suelo estaba mucho más encharcado.

MICHELIN_Pilot_Sport_3_05

La última prueba era una frenada sobre un asfalto mojado. Tras recorrer una parte del anillo de velocidad (se alcanzaba 160 km/h aproximadamente) y hacer un pequeño slalom para calentar las ruedas, había que preparar el coche para enfilar una recta a unos 85 km/h y hacer una frenada de emergencia (pedal del freno y del embrague a fondo). El coche era un BMW 320d (si no recuerdo mal) y los neumáticos Michelin y GoodYear F1.

La primera frenada, con los del competidor. Alcanzo 85 km/h, me preparo para la frenada al llegar a la zona mojada (vamos, maniobra que en km77.com hacemos en nuestras mediciones, que son en seco y a más velocidad, desde 120 km/h a cero) y….mierda, se me resbala el zapato sobre el pedal del freno y se queda enganchado entre éste y el pedal del acelerador. Así que mientras trato de sacarlo de ahí el coche avanza a unos 40 km/h sobre el suelo deslizante, eso sí, en línea recta; que uno es torpe pero tiene clase :D. En la prueba con los Michelin fui menos torpe y frené donde había que hacerlo. En una pizarra apuntaban los datos de todas las frenadas y era obvio que los de la marca francesa conseguían detener el BMW en menos metros.

Os cuento algunas cosas que se dijeron en la rueda de prensa y que me parecieron interesantes.

1.- Una cuarta parte de los usuarios de este tipo de neumáticos deportivos los cambia una vez al año.
2.- Algunas medidas de este neumático se fabrican en Valladolid.
3.- Los neumáticos asimétricos (el Pilot Sport 3 lo es)  suelen estar hechos de dos compuestos diferentes.
4.- Los neumáticos con dibujo en V son muy vistosos (diseño), poco eficaces con lluvia y se degradan en forma de dientes de sierra. Las marcas “premium” han dejado de hacerlos.

Por cierto, que descuidado está el INTA. El asfalto del anillo peraltado está ondulado, a la valla le faltaban parte de las protecciones de seguridad inferiores, la pista de handling no tiene escapatorias y si te sales (lo cual es fácil porque es estrecha y el arcén debe tener medio metro) puedes darte contra: un talud con piedras o un agujero con piedras; lo único que no tiene piedra es la valla y los desagües de los márgenes de las pistas. La semana que viene iré a IDIADA a una presentación de Pirelli. Dicen que las comparaciones son odiosas (y no me refiero a los neumáticos…).

Alfonso Herrero

Share This