Esta semana, Audi ha hecho la presentación dinámica del A8. Esto quiere decir que hemos podido conducir el coche. Hay otro tipo de presentaciones, que llamamos estáticas, en las que nos tenemos que conformar con verlo y/o tocarlo pero no conducirlo.

Ha sido en la provincia de Málaga, una zona donde es habitual que las marcas hagan este tipo de eventos. Generalmente, todas las presentaciones tienen la misma organización, si os interesa os lo cuento en otra entrada.

a8


Parte de los recorridos de pruebas eran por la autopista AP7. Para facilitar la logística, los coches llevaban en su interior el sistema de telepago llamado
Teletac. En un dispositivo que se comunica por radiofrecuencia con la estación de peaje y hace innecesario detenerse para pagar o recoger un tique. Normalmente el aparato se adhiere al parabrisas del coche por su lado interior.

En la AP7, a diferencia de otras autopistas que conozco, el carril del Teletac se encuentra antes que el resto de cabinas y permite pasar relativamente rápido.

Llegamos al primer peaje, nos desviamos al carril indicado, pasamos el sensor del telepeaje, nos acercamos hacia la barrera (que esta unos 20 m más adelante) y….sigue horizontal, no se abre. La única solución en ese punto es tomar una salida que hay para casos como este, imagino, y dirigirse a los carriles de pago normales.

Nos atiende una mujer muy simpática y nos indica que por algún motivo no funciona en estos coches (obviamente, no somos los primeros que pasan con un Audi A8 nuevecito con matrícula alemana por ahí…). El parabrisas del A8 tiene un sistema de calefacción sin hilos que parece que impide que funcione el dispositivo. Algunos coches con parabrisas atérmicos tienen una zona sin tratar para colocar ahí estos aparatos (o una antena GPS de un navegador, por ejemplo). Nos sugiere que el siguiente peaje saquemos el aparato por la ventanilla.

a82


Llegamos al siguiente peaje y más chulos que un ocho sacamos el Teletac por la ventanilla, orientando el lado blanco

hacia la antena, tal y como nos había sugerido la ¿”peajera“?. Mecccc, error. No funciona. Vuelta al procedimiento manual. Llegamos a la cabina y sin dejarnos acabar la frase, el “peajero” nos dice que además de sacarlo por la ventanilla ¡¡hay que agitarlo!!

Empecé a pensar que era una broma con cámara oculta. Seguro que algún cachondo quería grabar con el móvil para colgar en Youtube un vídeo en el que los ocupantes de dos docenas de Audi A8, con matrículas alemanas y sus discretas luces diurnas, agitaban el aparatito al llegar al peaje.

Al día siguiente, regresando, lo intentamos de nuevo. Sacando el aparato, apuntando a la antena, agitándolo siguiendo el ritmo del Mambo number five. Y ni el mambo, ni La Macarena…que el chisme no iba.

Pero no fue lo único que no me funcionó. Por la tarde, cuando oscureció, me fui a probar el sistema de visión nocturna. Tras buscar un sitio en los que hubiese peatones (y me costó hacerlo en la zona donde estábamos) no conseguí que los detectase. Volví al hotel y le conté mi problema al alemán que estaba recogiendo los coches.


Él decía que yo lo había configurado mal (es posible desconectar las advertencias visuales y sonoras); yo insistía en que estaba bien. Al final, tras comprobarlo, me dijo que no sabía lo que pasaba. Optamos por el método informático de resolución de problemas: apagamos el coche y volvimos a encenderlo…¡y se arregló!

En el artículo que hemos publicado en km77.com tenéis más información sobre este nuevo A8.

Y como sé que os gustan los trivial, a ver quién adivina la velocidad a la que circulaba con el A8 cuando me hicieron la segunda foto que acompaña a este texto.

Alfonso Herrero

Share This