Con motivo del 50º aniversario del 911, Porsche presentará en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort —abrirá sus puertas al público el próximo 12 de septiembre— una edición limitada del 911.En este mismo salón, en el año 1963 se presentó el primer modelo de la saga. Es por ello, que el número de unidades existentes de esta edición será de 1963. En nuestro, estará a la venta a partir del 23 de septiembre con un precio de 139 412 €.

El Porsche 911 50º aniversario está basado en un 911 Carrera S con la carrocería ensanchada —normalmente esto está reservado a las versiones Carrera 4—. Es un coupé con motor bóxer de seis cilindros que rinde 400 CV y que tiene tracción a las ruedas traseras. Estará disponible con cambio manual o con el cambio automático que Porsche denomina «PDK».

La edición 50º aniversario del 911 acelera de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos (4,3 con PDK) y alcanza una velocidad máxima de 300 km/h (298 con PDK). Su consumo medio de combustible —según el ciclo NEDC— es de 9,5 l/100 km (8,7 con PDK), lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 224 gr/km (205 con PDK).

Habrá sólo tres colores disponibles para el 911 50º aniversario: gris grafito oscuro, gris “geyser” metalizado más luminoso y negro sólido.

Del resto de la gama se diferencia por los marcos brillantes de las ventanas, los retrovisores con diseño deportivo y las llantas específicas de 20 pulgadas en negro mate con el centro pulido, según Porsche son un homenaje a las legendarias “Fuchs”. Unas molduras cromadas en las tomas de aire frontales, las aletas en la rejilla del compartimento motor y el panel entre los pilotos posteriores enfatizan el aspecto distintivo de este modelo de edición limitada.

El logotipo «911 50» está presente en el capó posterior en dos tonos y con efecto 3D. También va bordado en tres colores sobre los reposacabezas y aparece nuevamente en dos tonos en el tacómetro y en las molduras de aluminio del umbral de las puertas. Además, se puede encontrar en el panel del portavasos, junto con el número específico de edición limitada de cada vehículo.

En el interior también hay guiños a los primeros modelos del 911, por ejemplo, el cuadro de instrumentos tiene fondo verde con agujas blancas sujetas por un botón plateado, o los asientos, cuya parte central tapizada en cuero recuerdan al «tartán Pepita» de los años 60.

Además del equipamiento de serie de un 911 Carrera S (ver ficha), el 50º aniversario incluye el «Porsche Active Suspension Management» (PASM) —se ha realizado una puesta a punto especial para complementar el aumento en el ancho de vías—, sistema de escape deportivo, «Porsche Dynamic Light System» (PDLS), con faros de doble xenón y luces dinámicas en curva, interior completamente tapizado en cuero —puede ir en gris ágata o en negro con costuras decorativas en colores de contraste—, asientos deportivos regulables eléctricamente en 14 posiciones —como opción están disponibles unos con 18 ajustes—, inserciones en aluminio cepillado en la palanca de cambios, en el salpicadero, en las puertas y en la consola central —procede del programa Porsche Exclusive—.

Share This