Tras seis días de intensa carrera, por fin ha llegado la esperada jornada de descanso. Hoy empezábamos con las dunas, donde nos lo hemos tomado con tranquilidad. Peterhansel y Al Attiyah han salido como si les persiguiera alguien, pero nosotros hemos optado por mantener la calma. La etapa era muy larga. Tras las dunas venía un tramo fuera de pista, con muchísimos baches seguidos, marcados con peligro 2. Aquí también hemos optado por relajar el ritmo.

etapa6

Pasada la zona rota hemos apretado el ritmo y al poco rato nos hemos encontrado con Peterhansel (que se había pasado un waypoint escondido) y Al Attiyah. Hemos tirado los tres juntos hasta que Peterhansel ha sufrido su primer pinchazo. Luego ha tenido tres más.
A partir de ahí íbamos muy pegados a Nasser, tanto que cerca de la meta no hemos visto una piedra y hemos pinchado una rueda, con lo que hemos perdido algo más de un minuto. Una vez solucionado el problema, hemos apretado hasta la meta y hemos ganado la etapa, por muy poco, pero hemos ganado.
La verdad es que, como suele ser habitual, la organización ha puesto una etapa muy dura antes del día de descanso. Estará llegando gente toda la noche y durante todo el día de mañana. Habrá muchas bajas. Pero así es el Dakar.

Share This