Esta semana Peugeot ha comunicado dos importantes novedades que paulatinamente irán llegando a la mayoría de los modelos de la gama. Una de las novedades es la sustitución de la caja de cambios manual pilotada «CMP» por la nueva «ETG» que ya se ha podido ver en otros modelos del Grupo PSA como en el Citroën C4 Picasso (más información) o del DS3 (más información).

La segunda novedad es la incorporación del sistema de parada y arranque automático asociado a motores gasolina —de momento, solo en la gama 208—.

Nueva caja de cambios ETG

Peugeot estrena su nueva caja de cambios manual pilotada, denominada como «ETG» (Efficient Tronic Gearbox). Esta nueva caja, que permite al conductor alternar el modo manual y automático, reemplaza a la caja manual pilotada, conocida por las siglas «CMP». Podrá tener cinco o seis relaciones dependiendo del modelo.

Tiene una función que Peugeot denomina «Rampage», que actúa como un sistema de ayuda a la conducción, mediante el cual el vehículo avanza en primera velocidad y en marcha atrás sin necesidad de pisar el acelerador.

Además de este sistema, también se ha optimizado la cartografía del pedal para según Peugeot, conseguir arranques más suaves y un mayor agrado de conducción.

La nueva caja de cambios «ETG» está disponible en algunos modelos de Peugeot como en el mencionado 208, el 2008, el 308, la berlina 508, así como los 3008 y 5008.

Peugeot 208 1.2 e-VTi 82 CV ETG5

El primer vehículo de Peugeot en equipar un motor gasolina con el sistema «Stop&Start» es el 208 1.2 e-VTI 82 CV ETG5. Este modelo además estrena la mencionada caja «ETG», en esta ocasión con cinco relaciones. Está a la venta desde 13 160 €.

Tiene un consumo medio de combustible de 4,1 l/100 km que equivalen a unas emisiones de CO2 de 95 gr/km. Es por tanto el modelo gasolina que menos consume de la gama. El 1.2 e-VTi de 82 CV y cambio manual consume 4,5 l/100 km.

Según Peugeot, el nuevo sistema «Stop&Start» da lugar a una serie de ventajas como una reducción de hasta un 15% en el consumo en circulación urbana. El sistema «Volt Control» gestiona el alternador para recuperar la energía en  las fases de deceleración. Una batería híbrida almacena esta energía y la utiliza para la puesta en marcha (denominada «e-booster»). El «Stop&Start» funciona en un rango de temperaturas que va de los -5 a los 35 grados centígrados.

Share This