Acaba de terminar el rally de Finlandia, prueba del WRC. Para todos los aficionados una de las más espectaculares. El resultado lo podéis ver en cualquier sitio, no es lo que me interesa. Lo que quiero destacar es que no entiendo como no son los rallyes la disciplina que más tirón tiene entre los aficionados. Sé que un adelantamiento de Alonso a Vetel hace que la gente se levante de sus asientos, que el cuerpo a cuerpo tiene su punto y que estar atentos a una carrera contra el crono es como pensar que una contrarreloj del Tour tenga más seguidores que la subida al Alpe d´Huez, pero viendo el siguiente vídeo entenderéis por qué lo digo:

En la siguiente pasada baten el récord, así que imaginar.

A cualquiera que le gusten los coches e ir un poco rápido entenderá que estos pilotos son supermáquinas. El tramo de Ouninpohja es uno de los más rápidos y con más rasantes que se pueden encontrar, además de ser en tierra. Se puede escuchar como el coche despega decenas de veces del suelo, algunas de ellas a una velocidad endiablada, en apoyos, etc. Podría verlo mil veces y seguiría sin entender como toman algunas curvas.

Además, cuando ponen la cámara interior, parece que vayan buscando aparcamiento en un centro comercial mientras el copiloto (Julien Ingrassia) le lee la lista de la compra al piloto (Sebastian Ogier), la mar de tranquilos. Es increíble la confianza ciega y lo bien que describen el tramo en la toma de notas, cualquier error es comerse un árbol.

Aquí algunos de los más grandes de la historia pilotando en este tramo:

Y este salto de bonus, Novikov en el rally de Finlandia, no sé si en este tramo, pero merece la pena:

Share This