El Q7 es el todoterreno de Audi de mayor tamaño y está en venta desde unos 56.000 euros (todos los precios), siempre con tracción total de serie.

Entre otros modelos semejantes, tiene un precio similar al de un Volkswagen Touareg. Un BMW X5, un Mercedes-Benz ML o un Porsche Cayenne son algo más costosos.

Desde noviembre de 2011, Audi reemplaza el motor 3.0 TDI de 239 CV por un 3.0 TDI de 245 CV. Es 6 CV más potente y tiene unas prestaciones mejores. El consumo medio homologado no cambia: 7,4 l/100 km, poco para un coche de su tamaño, peso y potencia. Además, Audi ha incorporado en las versiones 4.2 TDI de 340 CV un sistema automático Start/Stop (que ya tenían el resto de la gama Q7), con el que el consumo medio baja de 9,9 a 9,2 l/100 km.

Desde enero de 2011, puede comprarse con un motor Diesel 3.0 TDI de 204 CV, una variante con menos potencia del 3.0 TDI de 245 CV. Las nuevas versiones cuestan casi 2.000 euros menos, tienen unas prestaciones menores pero suficientes (202 km/h velocidad máxima y 9,1 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h) y un consumo medio homologado ligeramente mejor (7,2 l/100 km frente a 7,4 l).

De tal forma, la gama de motores queda compuesta por dos de gasolina (3.0 TFSI de 272 o 333 CV) y cuatro tres Diesel (3.0 TDI de 204 CV o 245 CV, 4.2 TDI de 340 CV y 6.0 TDI V12 de 500 CV). El cambio es automático de ocho velocidades en todas las versiones.

Con el motor TDI de 245 CV, hay una versión denominada «clean diesel» que contamina menos (emite menos óxidos de nitrógeno NOx), cumpliendo la normativa anticontaminación Euro VI.

Entre los elementos de equipamiento de los que se puede disponer se encuentran suspensión adaptativa, detección de obstáculos en ángulo muerto, control de velocidad activo, alerta por cambio involuntario de carril, climatizador de cuatro zonas o navegador.

Imágenes:

(clic en las fotos para ampliarlas)

Share This