Por la redacción de km77.com han pasado en los últimos meses un Alfa Romeo 4C, un Bentley Continental GTC, un Subaru WRX STI, un BMW M3, un BMW M4…. creo que ninguno de ellos ha llamado tanto la atención entre nosotros como la Flebi Power.

Se trata de una bici eléctrica de pequeño tamaño, plegable y ligera (unos 14,5 kg) si la comparamos con otras bicis del mismo tipo. Es muy manejable, cabe en muchos ascensores sin necesidad de pingarla y en marcha da más sensación de solidez de lo que puede parecer a simple vista. Su relativo bajo peso lo consigue gracias a que es pequeña, pero creo que sobre todo, a las características de su batería. Es de iones de litio, y como no almacena mucha energía, puede ser pequeña y por lo tanto ligera. Me parece que esta batería es un acierto, puesto que permite una autonomía más que razonable (el fabricante habla de 25-30 kilómetros) para lo que se puede pedir a una bici eléctrica y es tan pequeña que puede ir oculta dentro de los tubos del cuadro (eso sí, las operaciones de sustitución son más complejas de lo corriente).

La utilizaré durante unos cuantos días para desplazamientos cortos y cotidianos. Quiero comprobar cómo de útil y rápida es para un uso normal. Para empezar, esta mañana he venido a trabajar en ella. He recorrido aproximadamente 14 kilómetros siguiendo un trayecto bastante parecido al que tomaría en coche o moto. Ese recorrido tiene pendientes largas, algunas con un desnivel importante. He tardado 50 minutos sin sudar; en coche hubiera necesitado unos 40, en moto unos 30 y en metro (cuya parada más cercana está a 10 minutos de mi casa y tengo que hacer dos cambios de línea), casi 1 hora.

Bici electrica Flebi Power

Esta bici eléctrica tiene un motor de 180 W de potencia y su velocidad máxima asistida es de 25 kilómetros por hora, si bien a mi me han parecido algo menos, unos 20 km/h. Recordemos que el límite legal para que una bici eléctrica sea considerada una bici (y no una moto), son 250 W y 25 km/h. Esos 25 km/h teóricos me parecen suficientes para circular más que dignamente por carriles bici o aceras anchas (en aquellas ciudades donde esté permitido), pero quizá se queden un poco cortos para compartir vía con el resto del tráfico. En ocasiones se tiene la sensación de ir estorbando (si bien no es así, puesto que el uso de la bici por las calles de Madrid está permitido a la velocidad que sea capaz de circular el ciclista). Creo que una bici eléctrica algo más rápida ofrecería mejor servicio en aquellos casos en los que hay que compartir vías con los coches o si los desplazamientos son largos.

Se pueden superar los teóricos 25 km/h en llano que puede desarrollar la Flebi Power, pero para ello es necesario dar fuerte a los pedales. Mi impresión es que ganar velocidad a partir de ese punto cuesta más esfuerzo que en una bici normal porque tiene más resistencia al avance. Creo que no es una característica exclusiva de esta bici eléctrica, sino que también ocurre en otras.

Bici electrica Flebi. Calle Gran Vía

Si mis desplazamientos cotidianos fueran completamente llanos y hasta unos 10 kilómetros, elegiría una bici normal. Sin embargo, si por medio hay pendientes, el panorama es bien distinto pues permite superar cuestas sin apenas hacer fuerza sobre los pedales. Eso es clave para llegar fresco a la oficina.

¿Acaso la bici eléctrica es para personas sedentarias?. Rotundamente, no. Para que el motor eléctrico comience a hacer fuerza, hay que mover los pedales. No es una moto. Montar en bici eléctrica es como hacer ejercicio a baja intensidad.

 

Enrique Calle

Share This