Una de las novedades que podremos ver en el Salón del Automóvil de Ginebra es el nuevo Mercedes-Maybach S 600 Guard. Este modelo es el único que tiene el certificado de balística VR10, el más alto para un vehículo civil, por lo que se ha convertido en el turismo blindado más seguro jamás fabricado. 

Mercedes-Maybach S 600 Guard

Mercedes-Benz lleva más de 85 años produciendo modelos blindados. El primero de ellos fue el Nürburg 460 en el año 1928 y desde entonces son cientos los modelos que han desarrollado para la protección de sus clientes. El último en llegar es el anteriormente mencionado Maybach S 600 Guard, y lo hace ofreciendo los más altos niveles de protección balística y de onda expansiva disponible para los vehículos no militares, al mismo tiempo que no descuida el confort y el lujo en el habitáculo.

Está basado en el Mercedes-Maybach Clase S que a su vez deriva del Mercedes-Benz Clase S. Mide 5,45 metros de longitud, 20 centímetros más que el Mercedes-Benz Clase S de batalla larga. Tiene una distancia entre ejes de 3,37 metros, también veinte centímetros mayor.

Mercedes-Maybach-S600-Guard-km77com-3

Como hemos comentado al inicio, es el único modelo civil que tiene el certificado de balística VR10 (de acuerdo con la Directiva BRV 2009 Versión 2). La obtención de este certificado significa que la carrocería y las ventanas deben ser capaces de resistir las balas de núcleo de acero endurecido disparadas desde un rifle de asalto. Mercedes-Benz también indica que el S 600 Guard tiene el certificado ERV 2010 de explosivos —cuyos criterios de las pruebas realizadas para determinar dicha calificación no son de dominio público—.

El S 600 Guard es capaz de resistir una explosión tanto en el entorno como en los bajos del vehículo gracias a un blindaje específico con acero de alta resistencia que cubre toda la célula vital protegiendo las partes fundamentales del vehículo. Esta estructura ya fue utilizada (y estrenada) en 2014 en el Clase S Guard.

El chasis y la carrocería también están reforzados y fabricados con acero especial. Además existen componentes como la aramida y el polietileno que ayudan a asegurar la protección en puntos críticos, como en las transiciones entre los diferentes materiales. Las ventanas, una parte esencial en lo que se refiere a la protección, han sido reforzadas y revestidas con policarbonato para evitar que los cristales se desprendan al recibir un impacto.

En el comunicado no se hace referencia al motor, por lo que si no ha sido modificado, el S 600 Guard tiene uno de gasolina de doce cilindros colocados en «uve» y 6,0 litros de cilindrada que da 530 CV. La transmisión es automática de siete relaciones —7G-TRONIC PLUS— y la tracción a las ruedas posteriores (ficha técnica del Mercedes-Maybach S 600).

Estéticamente las diferencias entre el S 600 Guard y el S 600 son mínimas. En el interior, como en el modelo de serie, hay dos asientos individuales con regulaciones eléctricas, aunque en esta ocasión, han sido retrasados unos centímetros (Mercedes-Maybach no especifica cuántos). También podemos observar que la ventanilla triangular de cristal que va junto a la ventana posterior y que forma parte del pilar de la carrocería está tapada.

Mercedes-Maybach-S600-Guard-km77com-5

Este modelo está a la venta en Alemania desde 470 000 € (impuestos no incluidos) y se une al resto de la familia Mercedes-Benz Guard, compuesta entre otros por el G 500 Guard (protección VR7), el GLE 350 d 4MATIC Guard y GLE 500 4MATIC Guard (protección VR4 o VR6), el S 500 Guard y el S 600 Guard (con protección VR9 y por primera vez con protección antiexplosivos).

Share This