En la presentación del nuevo Clase A, Mercedes-Benz nos ha regalado la compañía de Roberto Merhi. Roberto es un piloto español de 21 años que forma parte del Mercedes-Benzz DTM junior Team (DTM son las siglas del campeonato de turismos alemán). He compartido con él un viaje en ascensor y unos minutos en un A 250 Sport, la versión más potente, por ahora, hasta la llegada del A 45 AMG, del Clase A.

Mercedes-Benz había preparado un slalom en una pista de un aeroperto. No ha sido un slalom como en los que yo participo, éste tenía pocos conos y muy separados. A cambio, era muy rápido, ya que se salía de la última puerta a algo más de 120 km/h. Me he bajado del coche pensando que era demasiado sencillo. Pero unos minutos después me he subido en el coche con Roberto al volante y he experimentado una fantástica caida hasta el suelo/realidad, viendo lo que un piloto profesional es capaz de hacer con el mismo coche.

Roberto tiraba el coche hacia el cono mucho antes de lo que lo hacia yo, dejando que deslizase lateralmente exactamente hasta que alcanzaba el cono. La precisión con la que lo hacía era abrumadora. Si fuese un reloj, sería suizo. Precisión en forma de tiempo y de espacio, porque pasaba junto al cono tan cerca que yo pensé que le daba en cada cambio de dirección.

Y como una imagen vale más que mil palabras, lo he grabado en vídeo (que son muchas imágenes juntitas :)).  Fijaros en su cara, es evidente que lo está pasando muy mal…

Por cierto, la parte trasera del Clase A, ¿os recuerda a algún otro coche?

Celedonio

Share This