Con motivo de la celebración del Salón del automóvil de Dubai, Bugatti presenta la tercera edición del Veyron encuadrado en su programa «Vitesse Legend» —cada una de estas ediciones está limitada a solo 3 unidades—. Unas ediciones creadas  para conmemorar a las figuras que han sido importantes en la historia de la marca. El precio de esta versión supera los dos millones de euros.

101

La primera serie fue la denominada «Bugatti Legend Wimille». Estaba dedicada al piloto Jean-Pierre Wimille y conmemoraba la primera victoria obtenida por Bugatti en 1937 en las 24 horas de Le Mans. Wimille pilotaba un Type 57G Tank.

La segunda serie fue la denominada «Jean Bugatti». Estaba dedicada a Jean Bugatti, hijo del fundador de la marca y creador de uno de los vehículos más caros de la historia del automóvil: el Type 57 SC Atlantic.

Esta tercera serie rinde homenaje a Bartolomeo Constantini. Un joven veneciano que adquirió y preparó un Bugatti Type 13 con el que compitió durante dos años. Se convirtió en una joven promesa, al ser llamado por Ettore Bugatti para pertenecer al equipo oficial de Bugatti se forjó una gran amistad. Meo, ganó con un Type 35 en 1925 y 1926 la carrera más importante por aquel entonces, la Targa Florio. En el 1926 también ganó el Gran Prix de España o el de Milán. Desde 1927 hasta 1935 fue el responsable de la sección de competición de Bugatti.

Construido sobre la base del Veyron Grand Sport Vitesse tiene un motor de 16 cilindros —«W16»— de 8,0 litros que rinde una potencia de 1200 CV con un par motor de 1500 Nm entre 3000 y 5000 rpm. Asociado a una caja de cambios automática de doble embrague del Grupo VW —«DSG7»—.

Es capaz de acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 2,6 segundos. Tiene un consumo medio de carburante de 23,1 l/100 km y emite 539 gr/km de CO2 a la atmósfera.

La carrocería está fabricada en fibra de carbono, pintada en un tono azul de la carrocería, el mismo color del Type 35—. Tiene partes en aluminio pulido como las aletas delanteras, las puertas y parte del paragolpes frontal.  La llantas de aleación también reciben ese acabado brillante.

Para dar un detalle de mayor exclusividad, Bugatti ha grabado con láser la firma de Meo Constantiti en la tapa del depósito y en el tapón del aceite. Ambos con acabado especial en gris. También han grabado la silueta de la carrera Targa Florio en la parte inferior del alerón, quedando completamente a la vista cuando el vehículo realiza una frenada de gran potencia.

En el interior, los diseñadores de Bugatti han equipado al habitáculo con un cuero especial mezclando el tono azul visto en la carrocería con un tono beige denominado “Gaucho”.

Destacan una serie de costuras decorativas. En los reposacabezas, está bordada la firma de Constantini en color «Bugatti Light Blue Sport», en la tapa del compartimento trasero, está grabada la silueta del circuito Targa Florio. Una característica especial del interior son las escenas de carreras y motivos de coches de época en las puertas. Estas imágenes ilustran los momentos más gloriosos de la carrera deportiva de Meo Costanti.

Share This