Nunca pensé que se iba a poner tan interesante esta serie de entradas sobre la compra del coche.

Buscaba sitio para aparcar junto a la Jefatura de Tráfico. Estaba parado en un cruce, dejando pasar a unos peatones por el paso correspondiente, cuando he oido un ruido seco, seguido de otro ruido seco. Y este último acompañado por un grácil movimento, de atrás a delante y vuelta a atrás, de mi cuello.

Sí, me han sodomizado automovilísticamente hablando. Y ha sido un trio de esos que no se olvidan, con un participante con pistola y esposas —un coche de la Policía Local— y otro de albañil (ya, habría sido mejor el butanero) —un Renault Mégane familiar con tres ciudadanos del Este de Europa que, por la ropa que llevaban, se deben ganar el jornal como albañiles o pintores—. Menudo morbo.

golpe2Escena del crimen. Yo estaba parado antes del paso de peatones que hay en la calle de la derecha.

El coche de policía estaba parado detrás de mi. El Mégane se nos ha llevado por delante. Yo creo que no ha frenado (no he oído el sonido de los neumáticos al frenar y tiene los faros intactos, señal, creo yo, de que el morro no se ha hundido en la inexistente frenada) y ha impactado directamente contra el coche de la policía que es el que me ha alcanzado a mi.

A los coches no les ha pasado casi nada, estabamos todos sorprendidos porque el golpe ha sido fuerte.  A los policías me los he encontrado en el hospital un par de horas más tarde.  Yo nunca he tenido un golpe así y el cuello duele más de lo que creía. Al principio pensaba que se me pasaría el mareo en un par de horas, pero no. Duele más y el vértigo sigue ahí. Espero que con las drogas que me han recetado se me pase.

golpeA simple vista, los únicos daños son un roce en la pintura y el paragolpes desecajado. Posiblemente los soportes del mismo se hayan doblado.

Ah, lo del cambio de titular del Prius. No he podido llevarlo acabo porque faltaba algo ¿alguien se imagina el motivo? 🙂

Una última cosa. Hoy es el primer cumpleaños de Marcos, el futuro heredero de todas mis posesiones. Permitidme que le felicite desde aquí (y si no, da igual, es mi blog y hago lo que quiero :D).

Marcos

Un saludo a todos.

Alfonso Herrero

Share This