La historia de McLaren no está unida únicamente a su trayectoria en Fórmula 1. Durante la década de los 60 y 70 se labró una gran reputación al otro lado del Atlántico en la exigente competición Can-Am —«Canadian-American Challenge Cup»— al lograr cinco campeonatos consecutivos entre el año 1967 y 1971. Ahora se cumplen 50 años del nacimiento de esa mítica competición y McLaren lo celebra con 50 unidades exclusivas a nivel mundial.

McLaren 650S Spyder Cam-Am km77-1

Estas unidades desarrolladas por MSO —«McLaren Special Operations»— tienen un precio de 255 850 £ —al cambio actual: 345 160 €— y se empezarán a entregar en primavera del 2016. Su diseño está basado en los vehículos de McLaren que disputaron la Can-Am, una competición sin barreras en cuanto a potencia y velocidad que recorría los mejores circuitos de América del Norte y Canadá, y que atrajo a los mejores pilotos de la época como Graham Hill, John Surtees, Jackie Stewart y como no, a Bruce McLaren, quien en 1967 fundó la «Bruce McLaren Motor Racing».

McLaren 650S Spyder Cam-Am km77-2

Estas 50 unidades desarrolladas a partir del 650S Spider se pueden elegir en tres tonalidades diferentes. Una de ellas es el rojo denominado «Mars Red» y que está directamente inspirado en el M1B en el que corrió Bruce McLaren y su compañero Chris Amon —el que puedes ver en las fotografías—, otro un tono anaranjado denominado «Papaya Spark» que según McLaren es la interpretación moderna del naranja utilizado en la Can-Am y el tercero un tono negro «Onyx Black» similar al utilizado por algunos modelos de competición de la marca de Woking.

Además de por los colores específicos de la carrocería, el 650S Spider Can-Am se diferencia por tener el techo plegable de dos piezas fabricado en fibra de carbono. Mismo material con el que se han construido elementos como el capó delantero, la estructura de las puertas, el añadido inferior del paragolpes delantero, la parte central del paragolpes posterior, los faldones laterales (con logotipo «Can-Am») y el alerón trasero (denominado por McLaren como «McLaren Airbrake») —este se eleva automáticamente por encima de su posición de reposo para incrementar la resistencia aerodinámica y ayudar en las frenadas—.

5767650S-Can-Am_04

Otras características inspiradas en los vehículos de la Can-Am son las cuatro salidas de escape fabricadas en acero inoxidable pulido —McLaren las denomina «tipo trompetas»—, las aletas delanteras con entradas de aire o las llantas de aleación forjadas de cinco radios en acabado negro brillante con el borde en acabado diamante. Los neumáticos son unos Pirelli P Zero Corsa y los frenos son de material carbocerámico y tienen pinzas pintadas en negro brillo y con el logo de McLaren.

En el interior también hay detalles exclusivos como la placa conmemorativa/identificativa de esta serie especial situada en la puerta del conductor o la tapicería de cuero —a juego con el exterior— en los asientos deportivos fabricados en fibra de carbono.

Donde no hay cambios es en el motor. Las 50 unidades utilizan el mismo motor de gasolina de ocho cilindros en V, 3,8 litros de cilindrada y sobrealimentación mediante dos turbocompresores que el 650S y 650S Spider. La potencia es de 650 CV a 7250 rpm y el par motor máximo 678 Nm a 6000 rpm, suficiente para acelerar desde parado hasta 100 kilómetros por hora en 3,0 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h (ficha técnica McLaren 650S Spider).

5776650S-Can-Am_13

A continuación os dejamos el vídeo promocional en el que aparece el mítico M1B con el nuevo 650S Spider Can-Am:

Share This