Gracias al Ecodesafío descubrí lo que era un 4×4. Hasta el momento para mí no tenían ningún interés, los veía como vehículos pesados, altos, lentos, etc. para conducir por carretera que es lo que me gustaba. Pero ahora los veo con otros ojos, unos llenos de barro. Los charcos, las piedras, los caminos me están atrapando.

Así que decidí acercarme al festival de Les Comes el sábado por la mañana. Madrugo, como de costumbre más de la cuenta, por que no quería perderme una exhibición con coches y camiones de competición. El resultado fue llegar casi antes de que abrieran la puerta, algo muy normal en mí. Mi primera sorpresa fue lo bien montado que estaba todo, con personal para las inscripciones (5€ si no eras participante), el speaker desde primera hora comentando el festival, los del Sercat apagando un incendio de una casa, etc.

Un 2cv 4×4, con 2 motores. Los usaba la Guardia Civil según me comentaron.

Un 2cv 4×4, con 2 motores. Los usaba la Guardia Civil según me comentaron.

Había bastante gente acampada, con sus camiones/casa o en tiendas de campaña. El ambiente era el de una concentración de amigos con algo de resaca de la noche fría. Poco a poco se desperezaban y acudían al barro y las zonas más técnicas, en las que algunos lo daban todo para salir de una cauce de un río o llevaban su coche al máximo en las pistas con cruces de ejes y escalones. El balancín también tenía bastantes adeptos, aunque con las ruedas mojadas y con barro a más de uno le costaban un susto.

5

Un participante con apuros tras caerse de lado del balancín. Nada que otros dos amigos no puedan arreglar con sus coches.

Como espectador, si no has venido con un 4×4 o con algún amigo que lo tenga, es la zona más divertida. Además está junto a la parte comercial, en la que hay infinidad de tiendas de preparadores, marcas de neumáticos, empresas que organizan viajes, etc. y una amplia zona de juegos infantil con colchonetas, hinchables, segways y una enoooorme tirolina. Diversión para toda la familia.

Un vídeo de un Suzuki con “poco” recorrido de suspensiones, 😉

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=UtxFKRyHP7Q&w=640&h=360]

Me encontré con Albert Casabona montando el chiringuito junto a Francesc Termens, que fueron campeones de España de TT el año pasado. Albert este año va a correr con su Honda Civic el campeonato de Aragón con nuestra escudería, Osca motor club, algo de lo que estamos muy contentos y orgullosos. Fuimos comentando cosas de las carreras, de lo difícil que está todo, etc. y me enseñó el Mitsubishi con el que corren, vaya cacharro. Después fui a la exhibición en la que rodaban en un circuito y grabé algún vídeo, os dejo la onboard del coche pilotado por Francesc y otro de camiones.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=wcTdZ4p_Vcg?list=UUm43WrV5cAGC9ns6RJipFmw]

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Fr-Xw-eigEs&w=640&h=360]

El ambiente era el de un fin de semana de diversión y risas con los amigos, donde muchos se reencontraban y compartían esta afición. Es una pequeña-gran familia.

8

A estas horas, ya casi mediodía, me encontré por fin con Álex, Natalia, sus hijos Aleix e Iria y demás amigos que habían venido a pasar el día. Como he dicho es un lugar para reencuentros, así que me hizo mucha ilusión volver a encontrarme con ellos tras el Ecodesafío.

11

Volvimos para el campo base, dimos una vuelta y nos decidimos a hacer una pequeña ruta, que fue pequeña por que le dimos a una piedra y pinchamos, así que hubo curso de cambio de rueda bajo la lluvia.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=c8FM0IEH_3s&w=640&h=360]
Terminamos la vuelta y nos reencontramos con Francesc, Albert, la gente de la Masía Pelarda y Lucas Cruz con su mujer, una “charradeta” y vuelta para casa, mi día en Les Comes había terminado.

Este es un festival al que hay que venir con tu 4×4 para poder disfrutarlo. Hay montones de caminos que seguir, señalizados perfectamente con colores, desde el verde que es el más fácil, pasando por el rojo, negro y el marrón, algo que solo es apto para coches muy preparados, con ayuda de otro vehículo, etc. Los paisajes son preciosos y las pistas parecen no tener fin. Es 100% recomendable y apto para toda la familia.

Veo que al final me tendré que comprar un cacharro de estos.

 

 

 

Share This