Vamos a ver los gastos de pretemporada para empezar a correr. Lo primero es el coche. A mí no me gusta el tema de la mecánica, ni tengo los conocimientos, por lo que mi planteamiento pasaba por comprar uno ya montado. Esto en principio es más caro que encontrar un 205 por ejemplo de calle o del abuelo y montarle la equipación básica, pero como digo no quiero pasar interminables horas en un garaje montándole las barras, bacquets, etc. o pagando a un taller en el que lo hagan, además de que no siempre se cumple.

No obstante, si te gusta más esta opción y tienes ese coche en casa o te puedes comprar uno de calle bien de precio, hay que saber que lo obligatorio para la competición es un arco de seguridad (650€ aproximadamente), uno o dos bacquets con sus bases (desde 185€ cada uno), uno o dos arneses (desde 95€ cada uno), un cortacorrientes que se accione desde el interior y exterior del vehículo (20€), un extintor manual (desde 60€) y un sistema de extinción automático (desde 235€), unos cierres de capó (20€), todo ello por supuesto homologado bajo normas FIA. El coste total es de unos 1245€ con un asiento o 1530€ para dos,  sin contar montaje porque no sé si lo vas a montar en un taller o lo puedes hacer con tus amigos y eso cambia mucho el presupuesto. Posteriormente hay que homologarlo y pasar la ITV si quieres usarlo para rallys o tramos de tierra que tienen enlace, ya que se circula por carreteras abiertas al tráfico y pagar el seguro obligatorio. Para circuitos no hace falta.

interior_rallye

Hasta aquí lo imprescindible. Luego tenemos lo opcional, como las diferentes mejoras de peso o desarrollos de motor, cambio, transmisión, suspensiones, etc. que ya varían mucho en función de la preparación que queramos (hasta llegar a tener uno como el de la foto superior, un ford oficial 🙂 ). Lo que si que recomiendo es que la base por la que comenzar son las suspensiones, algo básico y que desde la primera mejora que hacemos el comportamiento del coche cambia radicalmente. Para los frenos sustituir los latiguillos de serie por unos metálicos (50€ aproximadamente) y un líquido mejor (20€) es suficiente para que no desfallezcan a la primera de cambio. Sea para montaña o rallys de asfalto/tierra un grupo corto y el autoblocante son el siguiente paso, aunque algo más caro y no necesario el primer año. Una vez que ya tengamos hechas estas mejoras y ya se nos quede pequeño el coche, hablaremos de preparaciones de motor. Por supuesto falta el tema de neumáticos, que aunque puedes correr con las de serie no tienen nada que ver con las de competición. Para tierra piensa a partir de 100€ la unidad y en asfalto 180€.

Todo el material que os indico es nuevo, por supuesto que de segunda mano hay un amplio abanico que reduce mucho los costes y que hay que tenerlo en cuenta al principio si tu bolsillo no es muy hondo, como el de la mayoría. Y por supuesto trato de dar las opciones más económicas, que hacia arriba siempre hay mucho más.

Entonces, ¿cómo encuentro un coche de rallys si no quiero montarlo yo? Una opción es ir a ver pruebas y comprar el de alguien que tenga un cartel de se vende, pero lo más fácil es acudir a la web mercadoracing. Es el mayor escaparate para encontrar coches de competición. En mi caso, y tras mucho mirar (entro todos los días, quiera comprar o no), me decidí por ir a ver uno que estaba en mi misma ciudad, Huesca, y cuyo anuncio aún se puede ver colgado (enlace). Un Opel Kadett GSI 16v que corría autocross. Tenía lo básico. Ya estaba montado y hasta las ruedas estaban a medio uso. Tras echarle un vistazo y negociar el precio, por algo menos de 1.000€ ya tenía el coche. Todo lo que le hice fue una revisión de aceite, cambiar la correa de distribución y poner un bacquet y arnés para el copiloto, ya estaba listo para salir al primer tramo. Para mí lo importante es poder ir a correr, no ganar el campeonato, así que esta opción con 150cv. y duro como una roca me garantizaba la diversión. Otra cosa es que soy un manos de árbol y algo pasota con el mantenimiento, ya os iréis dando cuenta. En Aragón además no hace falta documentación ni seguro para el vehículo en los tramos de tierra ni en la mayoría de los rallysprint de asfalto, así que esto ayuda a la hora de encontrar un coche económico y tener menos gastos.

kadett-20-gsi-16v_0

Otro gasto importante es el remolque para transportarlo, en torno a 1.300€ si es nuevo, 900€ de segunda mano y unos 50€ si lo alquilas para una carrera, que al principio es lo mejor. Recuerda que si el conjunto del coche que lo lleva, el remolque y el coche que va encima no supera los 3.500kg se puede llevar con el carné B, no hace falta nada especial. Es un tema enrevesado con MMA, MMR, etc. que aparece en las fichas, pero me podéis preguntar si tenéis dudas.

Por otro lado parto de la base que tengo la ropa, casco, hans, etc. para poder correr, pero si no, es un gasto que se hace muy duro el primer año. Si lo queremos encontrar nuevo hay webs  como GT2i,  MyronracingColombes, etc. que preparan equipaciones con descuentos si compras sus packs. La otra opción es seguir buscando en Mercadoracing para material de segunda mano, aunque en este caso hay que estar muy atento con las caducidades de lo que se compra ya que por ejemplo los cascos, el año que viene cambiarán de homologación y los que ahora tienen “etiqueta roja BSI type A/FR” no valdrán en 2014 (si alguien tiene dudas de un producto que me consulte o haga una búsqueda en San Google). Pongamos de base entonces que una equipación nueva de mono, botas, guantes, ropa interior ignífuga, casco y hans costará unos 1.100€, que amortizaremos durante bastantes años. De segunda mano, en torno a la mitad.

Ya estamos listos, o casi. El último gasto antes de llegar al primer tramo es tener la licencia para poder correr. Hay varios tipos y lo mejor es ponerse en contacto con la Federación Autonómica en la que vayas a participar ya que, en estos momentos, hay varias que expiden su propia licencia con la que no se puede correr en el resto del país, algo que no pasa al revés. Este es otro tema que no es momento de comentar, pero que tiene miga. El precio de la licencia que yo necesito es de 135€ y se denomina Estatal Restringida, a la que hay que sumar unos 50€ del reconocimiento médico (Este es el enlace para ver todas las licencias de la RFEDA). Por último se necesita una licencia de concursante (en todas las disciplinas menos slalom), que se puede sacar de forma personal, con un coste de 160€, o a través de una escudería que seguro que hay cerca de tu casa, y si no me la pides a mí, que según la tarifa de la RFEDA vale 80€.

Ahora si que podemos pagar la inscripción para la primera carrera (otro tema a tener en cuenta y que cambia con cada disciplina) y desfogarnos con todas las de la ley, en un tramo cerrado al tráfico o circuito y con el crono o los rivales en contra, aunque recordar que hay que llegar al final, que no queremos que se nos disparen más los gastos esta primera temporada.

En la siguiente entrada de competición explicaré las diferentes propuestas que hay para las diferentes modalidades a modo de copas, trofeos, campeonatos, etc. para calcular el coste de una temporada.

Este año para mí pasa por una simple revisión del coche, que quedó algo machacado el año pasado, pero que espero no sobrepase los 500€, incluyendo la caja de cambios en la que saltaba la tercera, un trapecio, alguna rótula, el puente trasero que está doblado, aceites, etc. y 2 ruedas que me durarán toda la temporada, 300€. Lo comento porque, comparado con el primer año, es mucho menos.

Share This