Desde el pasado 12 de junio, Francia tiene paralizadas las ventas de los Mercedes-Benz Clase A, Clase B, CLA y SL de manera indefinida. Tras la apelación por parte de Mercedes-Benz a Bruselas, la Comisión Europea da la razón al gobierno francés por lo que las ventas de estos modelos continuarán paradas.

5

El problema reside en el tipo de refrigerante utilizado en estos modelos. En septiembre y tras una serie de pruebas, Mercedes-Benz detectó que el líquido refrigerante R134yf, desarrollado por Honeywell y DuPont era inflamable a partir de 400ºC. Por eso, decidió que sus modelos utilizarían el R1234a.

El líquido R1234a no cumple con la nueva normativa de gases de la Unión Europea. Este líquido es unas 200 veces más potencial de efecto invernadero que el nuevo R134yf.

Ahora toca esperar para conocer si algún país más prohibirá la venta de estos modelos y saber qué es lo que va a hacer Mercedes-Benz.

Esta situación pone contra la pared a la marca alemana, ya que según ha comentado el director general de la marca en Francia —Marc Langenbrinck— al periódico francés LT, los modelos Clase A y Clase B suponen el 55% de las ventas en el país. También ha dicho que el Clase A tiene un índice de conversión del 55%, es decir, más de la mitad de los clientes provienen de marcas generalistas, sobre todo de Peugeot y Renault.

Share This