En el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra KTM presentó su nuevo vehículo de cuatro ruedas, el X-BOW GT. Este modelo ya se puede encargar en los concesionarios oficiales de KTM, las entregas de las primeras unidades están previstas para finales de abril o principios de mayo de 2013.

La principal característica del nuevo deportivo de KTM es que incorpora un parabrisas térmico, ventanas laterales y una capota blanda tipo «Soft-Top» denominada como «X-TOP», homologada para su uso en vías públicas y que puede montarse según KTM de forma rápida y sencilla. Además, el nuevo X-BOW GT incorpora un sistema de equipaje de 50 litros de capacidad.

Imágenes del KTM X-BOW GT:

El conjunto de parabrisas y ventanillas tienen cierta similitud a la visera de un casco. Sus ventanas laterales son también sus puertas, que se abren y cierran gracias a un amortiguador de gas (similar al empleado en cualquier maletero). Tiene un deflector de viento situado entre las barras antivuelco y unos parasoles portátiles que se pueden montar y desmontar en cualquier punto del parabrisas.

El motor es de origen Audi —«2.0 TFSI»— sobrealimentado, con cuatro cilindros en línea e inyección directa capaz de rendir 285 CV. El par máximo es de 420 Nm a 3200 r.p.m. El consumo medio de carburante es de 8,3 l/100 km/h y emite 189 gr/km de partículas de CO2.

Este bloque motor es el mismo que utiliza KTM en su modelo X-BOW R —con una potencia de 300 CV— . La caja de cambios es manual de 6 velocidades y la potencia se transmite a las ruedas traseras.

El X-BOW GT es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos mientras que para detenerse por completo circulando a 100 km/h necesita 32,9 metros. Su velocidad máxima es de 231 km/h.

El peso total del conjunto excluyendo conductor y combustible —tiene una capacidad de 40 litros— es de 847 kg. El monocasco está construido en fibra de carbono, pesa 80 kg. KTM afirma que gracias a los splitters en el paragolpes delantero, al fondo plano y al difusor trasero, se generan más de 100 kg de carga aerodinámica circulando a 200 km/h —25 Kg a 100 km/h—. También que depende del tipo de neumáticos, se puede generar una aceleración lateral de hasta 2 G. En caso de vuelco, las barras antivuelco de aluminio integradas en el monocasco soportan cargas de hasta 2,5 veces el peso del vehículo.

Las llantas de aleacion pintadas en negro son de 17 pulgadas con neumáticos 205/40 en el eje delantero y de 18 pulgadas con neumáticos 255/35 en el trasero. En ambos ejes se montan las Michelin Pilot Supersport. Cuenta con un sistema de frenos Brembo, con una pinza fija de cuatro pistones en el eje delantero con discos de 305 mm de diámetro autoventilados y ranurados. En el eje trasero, la pinza es de doble pistón y los discos de 262 mm de diámetro.

Imágenes KTM X-BOW GT:

Además del parabrisas, ventanillas laterales y techo de lona, el X-BOW GT tiene pequeñas modificaciones en la consola —respecto al X-BOW R— para insertar los mandos del limpiaparabrisas, la calefacción del habitáculo —no dispone de aire acondicionado— o el botón que activa la función térmica del parabrisas. Un detalle exclusivo de esta unidad es que la zona de los pies tiene iluminación.

Los asientos deportivos —fabricados por Recaro— están fijados al monocasco —sin regulación— con cinturones de cuatro puntos —desarrollados por la marca Schroth—, que pueden ser de seis, bajo pedido.  Sí tienen regulación los pedales y el volante —altura y profundidad—.

Opcionalmente, el KTM X-BOW GT puede decorarse con nuevos colores y prácticos accesorios de la gama Power Parts además de piezas que mejoran el rendimiento del vehículo.

La gama de KTM se completa con el KTM X-BOW R —sin parabrisas y con motor Audi TFSI turbo de 300 CV— y con el KTM X-BOW RR —diseñado originalmente para la competición y protagonista de la «KTM X-BOW
BATTLE» y otros eventos internacionales.

Share This