A partir de hoy, Themis López, nuestro lector ganador del concurso “Vente conmigo al desierto. Invito yo.“, escribirá en este blog un diario del viaje. Eso será si la conexión a internet lo permite y si no se pierde en alguna de las etapas del Eco Desafio Burn.

DÍA -1, ¡Préparate que voy!

Son las siete de la mañana, suena el despertador, y menos mal que ayer preparé todo mi equipaje y  se lo llevé al Sr. Celedonio para que lo acarreara en su coche, que si tengo que ir cargado al AVE para ir a Madrid no llego.

El viaje en tren a 300km/h es lo menos eco que voy a hacer en este viaje, aunque algún paseo por la M30 ha estado a punto de igualarlo. En fin, disfrutando del paisaje con niebla he llegado por fin a Atocha, donde el Sr. Celedonio me ha venido a recoger con un taxista muy simpático y compañero de trabajo, el Sr. Cogolludo.

M30 para un lado, había que hacer cosas de trabajo, M30 para el otro, buscando una tienda en la que comprar una navaja, una manta térmica, una funda para la cámara y mil cosas más que, como es costumbre en mis viajes, siempre quedan por organizar. M30 más adelante hemos entrado en ARC Racing donde nos han tratado de maravilla y solucionado la eslinga, el bulón y un tornillito que faltaba de la antena, que no es el único que nos falta, y digo nos por que, 30 minutos más tarde cuando hemos ido a Ford España a buscar nuestro flamante Ranger, me han comentado si estaba seguro de emprender este viaje con mi partener, que no sabía lo que hacía, que mejor perderlo que encontrarlo y cosas peores.

En fin, ya está decidido. Si he pasado una operación de tiroides hace 13 días y el médico me deja ir a recorrer el desierto, que el piloto esté medio loco no me va a impedir cruzar a África, en situaciones peores me habré visto.

El coche es grande, muy grande, y lleno de lujos, como los asientos de cuero, climatizador bizona, luces que se encienden solas, cámara para la marcha atrás y demás modernidades de un coche nuevo. Espero que la parte 4×4 no se la hayan dejado de montar y nos saque de más de un aprieto en el que seguro lo meteremos. Tiene buena pinta, solo quedará disfrutarlo.

Estoy en la redacción de km77.com escribiendo esta entrada, esto si que son lujos. Me han tratado de maravilla, con un aplauso nada más llegar por haber ganado el concurso, ¡maja gente!. Ahora iremos a comprar la comida que nos servirá de “porsiacasonosquedamostirados” y acabar de buscar cuatro cosas.

Tendremos que descansar que mañana nos tocará el viaje a Almería, aunque para un día que estoy en la Capital espero que me saquen a cenar por lo menos. Dejaremos la parte de aprender a usar el GPS, la brújula, el mapa, por donde pasar las dunas, las presiones de las ruedas apropiadas según el terreno, como poner las planchas cuando atasquemos, etc. para estar entretenidos en el viaje.

 

Mañana más

Share This