En primavera de este año, KIA comenzará a vender dos versiones de gasolina del cee’d que tendrán un dispositivo de parada y arranque automáticos del motor.

Este sistema, que KIA denomina «Idle Stop & Go», para el motor cuando el coche está detenido (con el freno pisado) y lo arranca nada más soltar el freno. De esta forma, se consigue una rebaja del 15 % en el consumo urbano y un 6% en el consumo medio. Esto también implica una merma en las emisiones de CO2.

La versión 1.4 ISG (109 CV) rebaja el consumo en 0,4 l/100 km (de 6,1 la 5,7 l) y las emisiones de CO2 en 8 g/km (de 145 a 137 g/km). Mientras tanto, el cee’d 1.6 ISG (122 CV) gasta 5,8 l/100 km (0,5 l menos) y emite 143 g/km de CO2 (9 g/km menos). En estos casos, las rebajas de emisiones no suponen una variación del Impuesto de Matriculación.

Más adelante, otras versiones de la gama cee’d y de la gama KIA tendrán este dispositivo.

 

Galería de imágenes:


(clic en las fotos para ampliarlas a tamaño 1200×800)

 

Share This