El proyecto iCar de Volkswagen resume en un Passat prototipo algunos de los elementos que podrían tener los coches del futuro.

El iCar lleva una plataforma de sensores, un radar, un láser y una cámara que recogen información del entorno. De tal forma, se consigue una visión de casi 360 grados.

Hay una serie de ordenadores convencionales que procesan la información que se obtiene de esta serie de elementos. Tras procesarla, el iCar es capaz de actuar sobre el acelerador, el freno y la dirección.

De tal forma, puede adelantar con seguridad a vehículos que circulan a una velocidad inferior a la programada (al menos en carreteras con varios carriles por sentido). Previamente, comprueba que el carril que va a usar para adelantar está libre y no viene ningún coche al que vaya a molestar (por ejemplo, haciéndole frenar).

También tiene un sistema que es capaz de ayudar a mantener el coche dentro del carril, contribuyendo a evitar una salida por despiste.

Por el momento, Volkswagen no ha facilitado más información de este prototipo.

 

Galería de imágenes:

(clic en la fotos para ampliarla a tamaño 1200×800)

Share This