Jeep presenta en el Salón Internacional de Fráncfort las versiones especiales «Night Eagle» para los modelos Renegade y Cherokee. Además en la muestra alemana también hay dos modelos con mucho equipamiento extra del colaborador Mopar —son el Wrangler Rubicon Sunriser y el Cherokee KrawLer—.

150915_Jeep_Francoforte_Cherokee_03

Renegade Night Eagle

Las versiones «Night Eagle» del Renegade toman como base las actuales Longitude —disponibles en nuestro mercado desde 21 375 € con el motor 1.4 Multiair de 140 CV y tracción delantera (listado de precios)—. Se diferencia de estas porque en la carrocería hay ciertos elementos como la parrilla delantera, los marcos de los faros antiniebla, las barras longitudinales del techo o los logotipos de Jeep pintados en «gris con acabado satinado». Además las llantas de aleación de 17 pulgadas pintadas en color negro son exclusivas para esta versión.

La carrocería puede ir pintada en Negro Carbón, en Blanco Alpine, en Gris Glacier o en Amarillo Solar. Como novedad en el Salón y solo para esta edición limitada está disponible la tonalidad mate Volcano Sand. Este color es el que tiene el vehículo expuesto en el Fráncfort.

150915_Jeep_Francoforte_Cherokee_04

El habitáculo de estas versiones también tiene algunos elementos exclusivos, como el volante de piel o la tapicería de tela. Además, como parte de la dotación de serie está el climatizador automático, el cuadro de instrumentos TFT de 3,5  pulgadas, el control de velocidad, los sensores de aparcamiento traseros o el sistema multimedia Uconnect con pantalla de 5”.

El Renegade «Night Eagle» estará disponible, en función del mercado, con los motores Diesel 2.0 MultiJet (de 120 CV o de 140 CV) y 1.6 MultiJet de 120 CV así como con el de gasolina 1.4 MultiAir de 140 CV.

Cherokee Night Eagle

Por su parte las versiones «Night Eagle» del Cherokee también están basadas en las Longitude —disponibles en nuestro mercado desde 36 250 € con el motor 2.0 Diesel de 140 CV y tracción delantera (listado de precios)—. Al igual que el Renegade, tiene elementos distintivos como la parrilla frontal, las barras longitudinales del techo, los logotipos de Jeep o las llantas de aleación pintadas, en este caso, en color negro brillante.

150915_Jeep_Francoforte_Cherokee_01

Para estas versiones hay cuatro colores para la carrocería: Negro Brillante, Blanco Brillante, Gris Metal y Gris Granito. Y dos motores a elegir, ambos Diesel de 2,2 litros de cilindrada, con 185 o 200 CV de potencia.

Jeep no especifica que existan elementos diferenciadores para el interior de estas versiones especiales que cuentan con un equipamiento completo formado entre otros elementos por sistema Uconnect con pantalla de 8,4” con navegador, 9 altavoces con subwoofer, volante de piel, climatizador de doble zona, cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 3,5″, portón trasero eléctrico, sensores de aparcamiento traseros, tapicería de piel y faros de doble xenón.

Cherokee KrawLer

Esta versión del Cherokee Trailhawk ha sido desarrollada para afrontar con éxito las condiciones más exigentes fuera del asfalto. Cuenta con un equipamiento especial del colaborador de Jeep, Mopar, como unas suspensiones específicas, guardabarros más anchos, placas protectoras y unas plataformas debajo de las puertas. El equipamiento especial se completa con unos neumáticos específicos BF Goodrich KM2 medidas 255/80 R17.

La carrocería está pintada en verde mate —un guiño a la tradición de Jeep— y el modelo tiene un motor de gasolina de seis cilindros colocados en uve, 3,2 litros de cilindrada y 272 CV. La transmisión es automática de nueve velocidades y la tracción es a las cuatro ruedas —Jeep Active Drive Lock— con reductora y diferencial trasero bloqueable.

La denominación «KrawLer» está formada por la unión de la palabra «crawler» (que remite a una categoría de prototipos todoterreno diseñados para superar los obstáculos más extremos) y las letras «KL» (que identifican a la gama Cherokee).

Wrangler Rubicon Sunriser.

Esta edición especial creada para el salón, es un vehículo que muestra un nuevo y exclusivo color naranja mate —«Sunriser»— en combinación con accesorios Mopar. Los paragolpes son específicos para este modelo y permiten afrontar situaciones más complicadas fuera del asfalto que los del Wrangler de serie. Además, en el delantero hay una doble argolla de remolque.

Como está pensado para situaciones extremas, Jeep ha incorporado una placa protectora para el motor Diesel de 2,8 litros y unas ruedas «beadlock». El «beadlock» es un accesorio que fija el neumático a la llanta, evitando que se salga, aunque se recorran rutas con presiones muy bajas, al afrontar situaciones complicadas sobre roca, arena y barro.

Share This