Durante el Salón del Automóvil de París, en el stand de Hyundai Motor, hemos visto a dos nuevas generaciones: la del i10 2017 y la del i30 2017. Allí Hyundai también ha mostrado el último de los prototipos de la división de Hyundai N, el RN30.

Hace un año, en el Salón del Automóvil de Fráncfort, Hyundai Motor presentaba la división Hyundai N, la encarga de realizar las variantes más potentes y deportivas de la gama. Y bajo esta firma aparece el RN30. Un prototipo basado en el nuevo i30 que ha sido creado con el propósito de mostrar el potencial que puede llegar a tener Hyundai dentro de los circuitos. El RN30 ha sido desarrollado en estrecha colaboración con Hyundai Motorsport (HMSG), con el Centro Técnico de Hyundai Motor Europa (HMETC)  y con la división de desarrollo del rendimiento y de vehículos de alto rendimiento de Hyundai Motor.

hyundai-rn30-concept-km77com-3

Tiene un motor de cuatro cilindros y 2,0 litros de cilindrada, sobrealimentado mediante un turbocompresor. Este motor servirá como base para los que lleven los futuros modelos de producción. En el prototipo, la potencia máxima es de 380 CV con un par motor máximo de 451 Nm.

La caja de cambios es automática de doble embrague y se maneja a través de dos grandes levas de aluminio situadas detrás del volante. La tracción es a las cuatro ruedas —sistema AWD—.

hyundai-rn30-concept-km77com-8

El prototipo RN30 es un coche diseñado completamente para la competición; es más ligero —no se especifica cuánto—, ancho —30 mm; 1950 mm en total— y con un centro de gravedad más bajo que el i30 de producción. La altura se ha rebajado de forma significativa en 84 mm siendo ahora de 1 355 mm. Para ahorrar peso, según Hyundai, en lugar de utilizar polímeros reforzados con fibra de carbono (CFRP), comunes a la mayoría de coches de competición, se ha empleado plásticos de alto rendimiento completamente nuevos, desarrollados en colaboración con la empresa química BASF.

La carrocería tiene una serie de modificaciones orientadas a aumentar la carga aerodinámica cuando el vehículo circula a una velocidad elevada; con unos parachoques más voluminosos, añadidos aerodinámicos inferiores, un gran alerón posterior integrado perfectamente con la carrocería y un gran difusor trasero ubicado encima del tubo de escape doble de cerámica blanca montado en el centro.

hyundai-rn30-concept-km77com-2

Otros elementos son el capó con una gran salida de aire para mejorar la refrigeración del motor, los “faros de alta tecnología” (no se especifica más sobre ellos) y unas llantas de aleación ligera monotuerca de 19 pulgadas.

En el habitáculo, se ha eliminado todo lo que no sea necesario. Se han instalado dos asientos tipo baquet con cinturones de cuatro puntos y una jaula de seguridad integrada. Se ha reestructurado la consola central para que el piloto tenga un rápido y fácil acceso a cualquier función del vehículo (imagen1 e imagen2).

hyundai-rn30-concept-km77com-4

Hay dos pantallas: una está situada detrás del volante, en ella se pueden ver las revoluciones, la velocidad y en su parte central, la marcha engranada; y otra, está en el centro del volante, junto a varios botones. En esta segunda pantalla aparece, entre otras cosas, la información del GPS, la vuelta rápida y la actual.

hyundai-rn30-concept-km77com-7

Por último Hyundai ha instalado en los pilares A unas cámaras interiores (imagen) con estabilizador de imagen que permiten captar las reacciones del conductor, que añadida a la que hay en el techo, permiten al piloto que pueda crear grabaciones de gran calidad.

hyundai-rn30-concept-km77com-5

El primer modelo de Hyundai N (el i30 N) está cerca de ver la luz, (anunciado para 2017); un modelo de producción que se desarrollará teniendo en cuenta este prototipo y que llegará al mercado para competir, entre otros, con el Honda Civic Type R que os mostrábamos ayer y los actuales Ford Focus RS, Audi S3 Sportback, BMW 135i, Mercedes-Clase A 45 AMG o el Volkswagen Golf R.

Share This