El Honda CR-V es un modelo con carrocería de todoterreno pero enfocado a un uso por asfalto. En nuestro mercado está a la venta desde 25 000 euros (listado completo de precios). Todas las versiones tienen incluido un descuento comercial que oscila entre los 2000 y 2500 euros, excepto las versiones con motor de gasolina y nivel de equipamiento Executive (que carecen de descuento al ser unidades bajo pedido).

honda_cr-v_km77com_1

El CR-V está disponible con tres motores: dos Diesel (120 y 160 caballos) y uno de gasolina (155 caballos). El de 120 solo está disponible con cambio manual y tracción delantera, mientras que los de 155 y 160 CV lo están con tracción total y dos tipos de cambio, manual o automático (más información sobre este modelo).

Existen cuatro niveles de equipamiento: Comfort, Elegance, Lifestyle y Executive. Todos ellos tienen como parte de la dotación de serie un sistema de frenado automático en ciudad, control de velocidad con limitador, climatizador de doble zona, luces diurnas de ledes, retrovisores exteriores térmicos con regulación eléctrica, asientos delanteros con calefacción, conexión Bluetooth para teléfonos móviles, doble toma USB, conexión HDMI y llantas de aleación de 17 pulgadas. Las opciones son muy limitadas, en el nivel básico solo está disponible la pintura metalizada (listado completo de equipamiento).

honda_cr-v_km77com_2

Las versiones Elegance tienen además sensor de luz y de lluvia, faros antiniebla, retrovisores plegables eléctricamente, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, volante multifunción, parasoles con espejos de cortesía iluminados y el sistema multimedia «Honda Connect» —pantalla táctil de 7 pulgadas (imagen), radio digital, función «MirrorLink», conexión Bluetooth, acceso a Internet y descarga de aplicaciones— con cámara de visión trasera.

De manera opcional, junto a la pintura metalizada está el paquete «Connect Navi+Pack Seguridad» —compuesto por advertencia por cambio involuntario de carril, aviso de colisión, detección de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, alerta de tráfico trasero al salir marcha atrás, lectura de las señales de tráfico (límite de velocidad y prohibición adelantamiento) y navegador Garmin integrado en el sistema «Honda Connect»— (listado completo de equipamiento).

honda_cr-v_km77com_3

El nivel de equipamiento Lifestyle está compuesto por todos los elementos anteriores y faros de xenón con luz activa de giro (ACL), conexión automática de las luces de carretera (HSS), cristales tintados, tapicería mixta piel/Alcántara, un sistema de sonido mejorado (Audio Premium con subwoofer) y llantas de aleación de 18 pulgadas. Las opciones son las mismas que en el nivel Elegance (listado completo de equipamiento).

Las versiones más equipadas (Executive) tienen una tapicería de cuero, asiento del conductor con ajuste eléctrico (8 modos), techo panorámico, entrada y arranque sin llave, portón trasero con accionamiento eléctrico y navegador Garmin. De serie con el motor de gasolina y opcional con el Diesel de 160 CV está el paquete denominado «Honda Sensing» compuesto por control de velocidad adaptativo inteligente (i-ACC), avisador de cambio involuntario de carril con asistente de mantenimiento de carril (LKAS), alerta de tráfico cruzado (al circular marcha atrás), avisador de ángulo muerto y de colisión frontal, sistema de prevención y mitigación de impactos (CMBS) y reconocimiento de señales de tráfico (listado completo de equipamiento).

honda_cr-v_km77com_5

El CR-V 2015 está en venta desde 25 000 euros, un precio inferior al de un Toyota RAV4 o un Nissan X-Trail (listado ordenado por precio de todoterrenos que miden entre 4,55 y 4,75 m con motor Diesel de 100 a 140 CV). La versión Diesel de 160 CV con tracción total y cambio automático se puede adquirir desde 34 500 €. Es más de lo que hay que pagar por un Opel Antara, un Mitsubishi Outlander o un Toyota RAV4 equivalentes, similar a un Mazda CX-5 y menos que un Land Rover Discovery Sport, un Audi Q5 y un Jeep Cherokee (listado ordenado por precio).

Share This