General Motors ha decidido mantener la marca Opel, reestructurarla y no venderla a Magna.

GM presentará un plan de reestructuración de Opel en los próximos días. Según sus estimaciones, se necesitará una inversión de unos 3.000 millones de euros para conseguir su reestructuración y viabilidad futura.

Según GM, la mejora en las ventas de coches mundiales, hace posible mantener la marca y reestructurarla con un menor coste que si la hubiera vendido.

Más información en la nota de prensa de EP.

Share This