Hemos fotografiado a la nueva generación del MINI durante una sesión de pruebas en el circuito de Nürburgring Nordschleife —entre las curvas Eschbach y Brünnchen— y también en los alrededores del mismo, donde hemos podido apreciar con claridad el nuevo diseño de los faros.

Teóricamente, si se mantiene la configuración actual de doble salida de escape, estaríamos ante el MINI en su versión deportiva Cooper S.

Imágenes en Nürburgring Nordschleife:

El camuflaje impide ver el diseño de los pilotos posteriores así como el resto de los cambios realizados en el nuevo MINI. Parece a simple vista, que el parabrisas delantero es un poco más grande y que la luneta posterior está situada en una posición más inclinada.

Tampoco hemos podido ver con claridad como será el nuevo diseño del salpicadero —el mayor de los secretos de la nueva generación—.

Imágenes en los alrededores de Nürburg:

Internamente, el nuevo MINI recibe el nombre de «F56» y estrena una nueva plataforma denominada por el Grupo BMW como «UKL1». Esta plataforma tendrá dos variantes que se diferencian por la distinta distancia entre ejes. La tercera generación del MINI utilizará la variante “corta” mientras que la variante “larga” será utilizada para el futuro Serie 1 GT de BMW. 

En cuanto a los motores, no hay nada de forma oficial, se rumorea que el nuevo Cooper S podría estrenar el motor de origen BMW de  3 cilindros con turboalimentación y una potencia cercana a los 200 CV.

Imágenes en los alrededores de Nürburg:

Actualmente, la versión Cooper S (más información) tiene un motor de 1,6 litros con inyección directa y turbo que rinde una potencia de 184 CV.

Con este motor, el MINI acelera de 0 a 100 km/h en 7,0 segundos y alcanza una velocidad máxima de 228 km/h. El consumo medio de carburante es de 5,8 l/100 km (ver ficha técnica).

Fuente de las imágenes Loren Serrano (ver todas las fotos) para km77

Share This