Siempre y cuando nadie dé la sorpresa y se adelante, el Ford Mondeo que veremos en 2013 será el primer vehículo que se venda en Europa con un airbag integrado en el cinturón de seguridad. Será una opción y sólo podrán aprovecharse de ella los dos pasajeros que ocupen las plazas laterales de la segunda fila.

En Estados Unidos el Ford Mondeo 2013 lleva en venta desde hace unos meses —aunque allí se llama Ford Fusion— y en la lista de opciones se encuentra este dispositivo y parece que ha tenido una buena acogida, ya que el 40 % de los clientes la piden.

A primera vista el cinturón hinchable se reconoce, primero, porque la banda del tórax es un poco más voluminosa —es el lugar donde se aloja el airbag— y, segundo, porque la hebilla es más grande y tiene el aspecto de un tubo aplanado. En el interior de éste hay unos orificios que se conectan con otros que hay en el correspondiente anclaje. En la zona baja del citado anclaje y, por supuesto, oculto a los ojos del ocupante, hay una ramificación que termina en una pequeña botella metálica llena de un gas a presión y cerrada por una membrana para evitar que éste escape.

¿Qué sucede en caso de impacto? Ya sea éste frontal o lateral, y siempre que los sensores juzguen necesario la activación del dispositivo, la membrana que cierra la botella se rompe y el gas comprimido empieza a expandirse en la única dirección que puede hacerlo, a través de los orificios del anclaje y de la hebilla hacia el airbag. Así, en unos 40 ms, la bolsa de aire de la banda torácica del cinturón se hincha incrementando en 5 veces su superficie.

En caso de que no lo hayas entendido, echa un vistazo a este esclarecedor vídeo.

 

La idea del cinturón hinchable es la de reducir la presión sobre la caja torácica, la cual es especialmente débil en niños y ancianos. Hay algunas consideraciones interesantes sobre esta medida de seguridad, por ejemplo, el gas utilizado no se calienta al expandirse, evitando quemaduras, y el tiempo que necesita para inflar por completo la bolsa es un poco mayor al de los airbags frontales (entre 30 y 40 ms). El tamaño del airbag y su posición en la banda del cinturón será siempre la misma, por lo que el sistema no tiene capacidad para adaptarse a las diferentes complexiones. A pesar de ello, Ford dice que ellos no han detectado ningún problema en relación a este aspecto.

En el uso diario no habrá apenas diferencias entre utilizar el cinturón hinchable y el normal. De cualquier modo, hay que decir que las primeras tentativas para colocarse este cinturón resultan un poco frustrantes: la hebilla está fija, no se desplaza a lo largo de la banda y, cuando la buscamos, hay que tirar la mano hacia abajo, no hacia arriba como solemos hacer. Además, exige cierto tino en la estrategia a seguir para insertar la hebilla en el anclaje, no vale con apoyarla sobre éste y empujar, no se puede ir de refilón, hay que atacar el agujero de frente.

Paulo Brazuka

Share This