Es curioso como la fase de trabajo en la que uno se encuentra viene marcada por el programa informático que usas (o más bien al revés). Cuando tienes que hacer presentaciones de un nuevo modelo, preparar la convención o dar una conferencia entras en modo Power Point, y te pasas el día copiando transparencias de una presentación a otra. Cuando estás aprobando una nueva campaña de publicidad el rey pasa a ser el Adobe Reader y cualquier programa de video para poder ver las pruebas de anuncios que te manda la agencia de publicidad.

Estos dos últimos meses han sido un periodo desesperante de hojas de cálculo por varios motivos, pocos de ellos gratificantes.

En primer lugar hemos tenido el tema del IVA, que ha supuesto tener que rehacer todas las listas de precios. Lo mismo para repasar lo que han decidido hacer todos los rivales. Cualquier avispado lector habrá podido ver que prácticamente todas las marcas han repercutido esos dos puntos en el precio final, aunque muchas están asumiendo ese diferencial mediante descuentos adicionales estos días. Sin embargo, como ya mencioné en un post previo, los precios se mantienen muy estables mientras que los descuentos son los que fluctúan. Es decir, en cuanto el mercado asuma la subida de IVA y que deje de ser tema de actualidad, veremos desaparecer esas campañas adicionales y los coches serán un 2% más caros.

Pero el tema de los precios, de forma inesperada, no se limitó al tema del IVA. La Generalitat de Cataluña decidió aumentar el importe del Impuesto de Matriculación para los coches en el tramo más alto de emisiones, pasando del 14,75% al 16%. El rumor es que otras Comunidades Autónomas están barajando introducir medidas similares.

Esto supone hacer listas de precios específicas para Cataluña (por lo menos para los coches afectados). Es una tercera lista de precios a preparar, que se añade a las clásicas “Canarias” y “Península y Baleares”. Es curioso, pero habrá que ver cómo plantean los precios ahora los diferentes medios de comunicación en su apartado de listas de precios. Sr Moltó: ¿Cómo piensa hacerlo km77? ¿Pondrá un texto explicativo diciendo “precios válidos en Península y Baleares, a excepción de Cataluña”?

Supongo que hay marcas a las que esta medida afecta poco (por no tener modelos con emisiones por encima de 200 gramos), pero a otras les afecta bastante. Lo que nos afecta a todos es el que se abra la puerta a que cada Autonomía empiece a tener una fiscalidad particular para el automóvil.

No es un tema trivial. Cuando se empieza a trabajar en un nuevo modelo (o en la evolución de un modelo actual), se establecen diferentes objetivos para cada uno de sus apartados (velocidad, consumos, maletero, habitabilidad…). Uno de los parámetros más importantes es el de emisiones, ya que marca de forma dramática la fiscalidad (y por tanto el precio y el beneficio) del coche.

Dispongo de una hoja de cálculo que es una auténtica locura, que refleja la fiscalidad en cada país de la Unión Europea. Es una tabla que se usa para a los ingenieros establecerles los rangos de emisiones que deben conseguir en cada coche para ser competitivo en su segmento.

Apenas hay pautas comunes: aunque los 120 gramos son un punto común en muchos países, resulta que la cifra clave en Holanda son los 110 gramos. Portugal, sin embargo, no se mueve tanto por tramos como por incrementos lineales ante incrementos de emisiones. Para Bélgica estar por debajo de 115 es fundamental. En España hay una frontera “a partir de 199” mientras que en Francia es a partir de 200 (y en estos temas cada gramo cuenta).

Esto es el panorama a día de hoy, pero cambia año a año en cada país, ya sea por impuestos o por los umbrales de las diferentes ayudas estatales (como el Plan 2000E). Muchos de estos cambios son con poco tiempo de preaviso (como es el caso de Cataluña) lo que deja a las marcas con poco tiempo de reacción (los cambios en temas de ingeniería no se pueden hacer de la noche a la mañana).

En definitiva, es una locura decirle a un ingeniero los umbrales de emisión para un futuro coche sin perjudicar a ciertos mercados, y sin la seguridad de estabilidad en la legislación.

Además, ahora, tendremos que considerar las particularidades de cada Comunidad Autónoma en el caso de España….

¡Que ganas tengo de cerrar el Excel y empezar a usar el programa de fotografía para ver las imágenes de mis vacaciones!

Share This