El circuito de Nürburgring GP acoge la antepenúltima cita del Campeonato Alemán de Turismos. La caravana del DTM llega a uno de los circuitos más míticos del panorama automovilístico, un trazado especial para los aficionados españoles ya que en él, Miguel Molina consiguió la primera victoria de un piloto español en esta competición, fue en la segunda carrera de la temporada 2015 (también obtuvo la Pole).

Nürburgring GP es un circuito de 3629 m de longitud con múltiples curvas lentas y una larga recta en la que se llegan a alcanzar los 250 km/h, en ella está situada la línea de meta, la frenada para la curva 1 suele ser el lugar preferido para adelantar, así como la frenada para la chicanne que hay antes de la última curva que lleva a la recta principal.

Los primeros entrenamientos libres fueron, como siempre, el viernes por la tarde; una tanda sin sobresaltos en el que el más rápido fue el piloto local de Mercedes-AMG, Vietoris. El sábado por la mañana, en los segundos entrenos libres fue Molina el que marcó la mejor vuelta. Ya en clasificación, el más rápido fue Auer, seguido de Wittmann (líder del campeonato) y Blomqvist. Aunque Auer tenía pendiente una sanción, por lo que finalmente fue Wittmann quien ocuparía la primera plaza. La segunda línea de la parrilla era para dos aspirantes al título: Green y Mortara.

Antes de la salida ajuste de pesos: se añadieron 2,5 Kg en los BMW y en los Mercedes-AMG —peso total 1117,5 Kg y 1130 Kg, respectivametne—, y quitaron 2,5 Kg de lastre en los vehículos de Audi —peso total 1115 Kg—.

Semáforo en verde para la primera carrera de 40 minutos, y Juncadella, que había clasificado en 5º lugar, realizó una salida perfecta y logró ponerse en tercera posición, aunque los dos hombres de Audi recuperación en las posteriores curvas su posición de salida.

La primera mitad de la carrera fue bastante lineal, pero los últimos 15 minutos hubo mucha acción, una delicia para el aficionado. Wittmann comandaba la carrera plácidamente mientras que Blomqvist (fiel escudero) tenía que aguantar los ataques de Green primero y Mortara después. Es con este último fue con el que tuvo un toque antes de la chicanne, esto permitió a Juncadella, que acababa de adelantar a Green, unirse a la lucha por la segunda plaza.

En la vuelta posterior, la batalla paso de tener dos invitados a cinco, ya que Green y Spengler se unieron; Blomqvist mantuvo el segundo puesto y Green sobrepasó a Dani; Spengler, en su afán por hacer lo mismo, impactó con el español provocandole una salida de pista. Está acción arruinaba la carrera de ambos: la de Juncadella por el trompo (se reincorporó en 22º lugar) y la de Spengler por la sación con un DT impuesto por dirección de carrera (aquí podéis ver el vídeo de este conjunto de acciones).

Fue una carrera muy intensa y este no fue el único enfrentamiento: Tambay chocó contra el BMW de Farfus, el de Audi tuvo que abandonar por los daños y después de carrera, fue sancionado con 3 puestos para la segunda ronda. Scheider fue sancionado por impactar contra Paffett y Ekström, que tuvo una dura lucha con varios pilotos en mitad de tabla, tras varios impactos, no le quedó más remedio de abandonar. Después de carrera fue excluido por no pasar a pesaje en el tiempo estipulado.

Final de carrera y doblete para BMW, Wittmann se afianza en la primera posición de la general. Segundo puesto fue para Blomqvist que trabajó para el equipo de una manera excelente; tercer lugar para Green y cuarto Mortara —cedió su puesto en la última vuelta—. Ambos recortan su diferencia respecto a Wickens (fue noveno) y ya están a 1 y 8 puntos respectivamente.

Domingo 11/09/16

La mañana del domingo amanecía soleada en el circuito de  Nürburgring GP. La primera toma de contacto con el asfalto tuvo lugar en los libres3, siendo Müller el piloto más rápido en pista, seguido por Paffett, y eso que los Mercedes-AMG tienen un gran handicap con el lastre extra.

La clasificación para la Race2 fue muy intensa, Auer era el más rápido desde el principio de la sesión por lo que la batalla por el segundo puesto estuvo muy reñida. Finalmente fue Wittmann quien lograba salir en primera fila, detrás de él, tres BMW: Spengler, Blomqvist y Farfus. Los dos aspirantes al título por parte de Audi saldrían en sexta y séptima posición (Mortara y Green, respectivamente); justo detrás de ellos, Molina y Juncadella.

Nuevo ajuste en los lastres de los vehículos. La vuelta rápida de Auer hace que los Mercedes-AMG tengan un lastre extra de 5 Kg, situando su masa total en 1135 Kg. Audi vuelve a ver como le reducen el lastre, esta vez 5 Kg, su masa total 1110 Kg. BMW no tiene cambios, sigue con los 1117,5 Kg de peso.

En la salida hubo múltiples adelantamiento, entre ellos destacamos a varios, como a Mortara que ascendía a la cuarta posición; a Blomqvist que no solo la perdía con el mencionado piloto de Audi, también lo hacía con Farfus y Green. Paffett escaló tres puestos hasta la octava posición; Juncadella permanecía en la novena y Molina se vería relegado en la primera curva hasta el 13º lugar. Justo en ese punto, Glock hacía un trompo tras ser tocado por Di Resta, piloto que abandonó a su paso por boxes.

Esta carrera tuvo incidentes desde el principio, una ronda muy disputada, de las que crean afición y de las que los propios pilotos confiesan disfrutar al máximo; con múltiples toques, algunos sancionados como el de Götz a Rockenfeller en la parte baja de la tabla, o el de Da Costa con el propio Götz —Da Costa fue penalizado tras la carrera con 5 puestos para la carrera de Hungría—.

La parada obligatoria en boxes para cambiar neumáticos estaba programada por la organización entre la vuelta 14 y la 30. Los primeros en entrar fueron Farfus y Blomqvist, el primero de ellos circulaba en 5º lugar, trabajando para Wittmann formando un tapón a Green y Paffett. En esa misma vuelta Molina también realizaba su parada. Farfus recibiría una sanción: estuvo a punto de atropellar a parte del equipo de Molina en su afán por no perder posición con Blomqvist. Una vuelta después paraba Paffett, que en su incorporación a la carrera lograba adelantar a Blomqvist después de un choque entre ambos que no sería sancionado.

Spengler que estaba taponando a Mortara entró en la vuelta 17, una después entrarían los dos cabeza de carrera: Auer y Wittmann. De esta parada salió reforzado el de Mercedes-AMG mientras que el de BMW perdía posición con su compañero Spengler, que cedería posición poco después.

Unas vueltas después entraba Juncadella cuando rodaba en tercera posición, justo detrás de los dos Audi. El piloto de Mercedes-AMG se reincorporaba en 20ª posición, detrás de Molina. Ambos alcanzarían a Da Costa, y los tres, entrarían en una lucha que debaja a este último haciendo un trompo tras un ligero toque con Molina y a Juncadella adelantando a los dos.

Como en las últimas carreras, los pilotos de Audi estiraban al máximo su parada en boxes. Green fue el primero en parar, pero en su reincorporación, hizo una maniobra arriesgada al disputar la posición con Paffett, tan arriesgada fue que el de Mercedes-AMG hizo un trompo y el de Audi, fue sancionado, adiós a la carrera y también adiós a la lucha por el título.

Parecía que Audi y Mercedes-AMG se habían confabulado para que Wittmann no ganara. Primero fue Tambay (Audi) quien estuvo dos vueltas bloqueando a Auer y Wittmann. Después se toparon con Vietoris, que tampoco había parado; este dejaba pasar a Auer (compañero de equipo y escudería) y complicaba la vida a Wittmann. Momento que aprovechó Mortara para parar y salir entre medias de ambos pilotos, ocupando la segunda plaza virtual. En la 28 paraba Ekström y en la última permitida, la 30: Müller, Scheider y los mencionados Vietoris y Tambay.

Con la carrera estabilizada, pudimos ver como los hombres de Audi, que tenían más frescos los neumáticos iniciaban una gran ofensiva. Mortara adelantó a Auer y abrió un importante hueco con él; Ekström primero pasaba a Spengler situándose en cuarto lugar e iniciaba un ataque contra Wittmann, al de Audi le faltó una vuelta para poder adelantar al lider del campeonato, redujo en 3 vueltas una diferencia de 2,3 segundos. Müller finalizaba quinto tras adelantar también a Spengler. Blomqvist terminaría en octava posición, aguantando a Juncadella y Molina, los dos españoles a la vez en los puntos, algo que ocurría por primera vez en toda la temporada. Aunque después de la carrera, Molina fue sancionado con 30 segundos, por lo que Martin ocuparía la décima posición en detrimendo de Molina que pasa a ser 20º..

Tanto Wickens (120 p) como Green (119 p) no han puntuado en esta carrera y han sido superados por Mortara (137 p), que está ahora a 33 puntos de Wittmann (170 p; clasificación general pilotos). Audi Sport Team ABT Sportsline (219 p) consigue su victoria número 50 en la historia del DTM y acorta su diferencia respecto al equipo líder, el BMW Team RMG (228 p); terceros se mantienen el equipo BMW Team RBM (clasificación general equipos).

La lucha por el título de constructores parece que se va decantando por la marca bávara. BMW suma un total de 520 puntos y amplía su ventaja respecto a Audi que es segunda con 465 puntos. Los de Münich han conseguido 9 puntos más en el fin de semana. Tercera en discordia queda Mercedes-AMG con 429 puntos, son los que menos han sumado en el fin de semana: 43 puntos —41 de diferencia con BMW; (clasificación general escuderías)—.

La próxima carrera tendrá lugar en el circuito de Hungaroring, a escasos kilómetros de Budapest, durante el fin de semana del 23 al 25 de septiembre.

Share This