El pasado jueves 14 de mayo se aprobó en el Consejo de Ministros la octava edición del Plan PIVE —Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente— que entró en vigor el pasado sábado 16 de mayo. El PIVE 8 contará con un presupuesto de 225 millones de euros hasta finales de año o hasta agotarlo. Las ayudas se reducen, en comparación con las ediciones anteriores, mientras que las condiciones se mantienen.

Plan PIVE 8

Se estima que con esta octava edición del Plan PIVE, el mercado supere este mismo año el millón de unidades vendidas, algo que no ocurría desde el año 2008. El Plan permitirá poner en circulación cerca de 300 000 vehículos nuevos que rejuvenecerán el parque automovilístico español, dotarán de más seguridad a nuestras carreteras y mejorará la eficiencia energética del mercado. Según estima el ANFAC, el Plan PIVE 8 proporcionará un ahorro de 164 millones de litros de combustible, lo que equivale a un ahorro energético de 180 millones de euros.

El ANFAC informa que los Planes PIVE —siete en total— han permitido una recaudación fiscal en concepto de IVA y de Impuesto de Matriculación de 2542 millones de euros, y han generado otros ingresos derivados de 991 millones de euros.

Cuantía y condiciones

La ayuda del Plan PIVE 8 será de 1500 €, una reducción de 500 € respecto a los anteriores Planes PIVE. De estos 1500 €, la mitad son aportados por parte del Gobierno —computan como ingreso en la declaración de la renta—. Los otros 750 € los aporta la marca en concepto de descuento comercial.

Sin embargo para las familias numerosas o para los discapacitados de movilidad reducida la ayuda permanece sin cambios. En este caso la cuantía será de hasta 3000 € (1500 € aportados por el Gobierno y 1500€ descuento comercial de la marca).

Para que un usuario pueda adherirse al plan PIVE ha de cumplir varias condiciones, estas son las mismas que en el pasado Plan PIVE 7:

  • Achatarrar un turismo —M1— con 10 años o más de antigüedad o un vehículo comercial ligero —N1— con 7 o más años.
  • El vehículo achatarrado debe tener la inspección técnica (ITV) en regla.
  • El solicitante del Plan PIVE tendrá que ser el titular del vehículo achatarrado desde al menos un año.
  • Adquirir un vehículo —M1— o comercial ligero —N1— de la clase energética A, B, C o D que emitan como máximo 120 g/km de partículas de CO2 y cuyo precio sin IVA no supere los 25 000 €.
  • En caso de familia numerosa, el vehículo puede tener clase energética A, B o C y el límite de precio sin IVA no debe superar los 30 000 €.
  • Adquirir un híbrido, híbrido enchufable, híbrido de autonomía extendida clasificado como Clase energética A o B por el IDEA. El precio máximo es de 40 000 euros.
  • Adquirir un vehículo o comercial ligero propulsado por GLP y gas natural, siempre que no emitan más de 160 g/km de CO2 en el ciclo medio homologado.
  • Adquirir un vehículo o comercial ligero eléctrico.
Share This