Tras diez años en el mercado, Bugatti ha decidido poner punto y final a la producción del Veyron. Lo hace presentando en el Salón de Ginebra la versión Grand Sport Vitesse La Finale.

Bugatti-Veyron-La-Finale-2

Es el Veyron número 450 y desde Bugatti han querido rendir homenaje al Veyron con chasis número 1, dotando a esta última unidad con unos colores similares pero “a la inversa”.

Los paneles de la carrocería están fabricados en fibra de carbono vista, con una tonalidad en negro para las puertas y aletas delanteras. El resto de elementos están pintados en color rojo oscuro, una tonalidad nunca antes empleada por Bugatti.

Bugatti-Veyron-La-Finale-3

Además de por el nuevo color, esta edición se diferencia del resto de la gama por los dos logotipos «La Finale», uno debajo del faro derecho y otro en la parte inferior del alerón posterior. Las llantas de aleación de 20 pulgadas también son exclusivas, tienen el acabado negro y rojo que vemos en la carrocería y el distintivo del elefante de Bugatti en los tapacubos. Una insignia que podemos visualizar en la tapa del depósito de combustible.

Bugatti ha pintado en negro el emblema de la marca, una tonalidad también empleada en las dos entradas de aire que hay sobre el motor. Un motor de gasolina de 16 cilindros en «W» y 1200 CV a 6400 rpm con un par máximo de 1500 Nm entre 3000 y 5000 rpm. Está formado por dos bloques de ocho cilindros en V estrecha y va colocado en posición central trasera longitudinal. Su cilindrada es 7.993 cm³, lleva cuatro turbocompresores, dos intercooler, 64 válvulas e inyección directa.

La caja de cambios es automática de doble embrague «DSG» y siete relaciones. La tracción es a las cuatro ruedas. El Veyron Grand Sport Vitesse acelera desde parado hasta los 100 km/h en 2,6 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada de 375 km/h.

Bugatti-Veyron-La-Finale-4

El habitáculo de la versión «La Finale» también rinde homenaje a esa primera unidad. La parte central de los asientos, el techo, la parte inferior del habitáculo y la parte superior de las puertas están tapizadas en cuero de color beige. El resto de elementos —los cinturones, el reposabrazos central y los laterales, el volante o la parte superior del salpicadero— están tapizados en cuero de color rojo.

Las inserciones de fibra de carbono presentes en el salpicadero y en los paneles de las puertas son de fibra de carbono vista de color rojo oscuro, el mismo tono que se ha utilizado en el exterior.

Bugatti-Veyron-La-Finale-12

El reclamo principal del habitáculo es el elefante de Bugatti fabricado en bronce que se puede visualizar en la tapa del compartimento posterior, situado entre los dos asientos. En esta tapa, fabricada en fibra de carbono vista de color rojo, queda reflejado —mediante los números 450/450— que estamos ante la última unidad del Veyron. Un vehículo que ya está vendido a un coleccionista de Oriente Medio.

El Grand Sport Vitesse La Finale no es la primera edición especial construída en una factoría situada en Molsheim (Francia), pero sí la última. Antes pudimos ver el Veyron 16.4 Super Sport World Record Edition (más información de este modelo) o la serie denominada «Les Légendes», seis versiones limitadas que rendían homenaje a los hombres importantes de la historia de Bugatti: Jean-Pierre Vimille —edición presentada en agosto de 2013—; Jean Bugatti —septiembre 2013—; Meo Costantini —noviembre 2013—; Rembrandt Bugatti —marzo 2014—; Black Bess —abril 2014— y Ettore Bugatti —agosto 2014—.

Con el adiós definitivo del actual Veyron, Bugatti dice que su próximo modelo ya está en fase de desarrollo y que tienen como objetivo “consolidar y ampliar la posición de liderazgo que han establecido con el Veyron.”

Share This