Mercedes-Benz renovó el Clase S en julio de 2009 con una versión híbrida, una reducción general del consumo en toda la gama y nuevos elementos de equipamiento. Desde octubre de 2010, hay un nuevo motor Diesel de cuatro cilindros y 204 CV.

La nueva gama Clase S está a la venta desde 75.900 € (todos los precios y equipamiento del  Clase S).

La nueva versión 250 CDI está disponible desde octubre de 2010 desde 75.900 € (con carrocería normal y larga). El motor Diesel  tiene cuatro cilindros, 2,2 litros de cilindrada y 204 CV de potencia máxima. Es el mismo motor que ya llevan otros modelos de la gama, como el Clase C y el Clase E. 

Esta versión tiene un consumo medio de sólo 5,7 l a los 100/km y unas emisiones de 149 CO2. Las prestaciones también son muy buenas: 240 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos.

Con estos cambios, la gama de versiones queda compuesta por dos Diesel (S 250 CDI y S 350 BlueTec de 258 CV), tres de gasolina (S 350 de 306 CV, S 500 de 435 CV y S 600 de 517 CV, sin contar las versiones AMG) y una híbrida (S400 Hybrid de 300 CV).

La versión híbrida S 400 Hybrid cuesta desde 93.392 €. Combina un motor térmico de gasolina y otro eléctrico, con una potencia total de 300 CV. El eléctrico se alimenta de la energía acumulada en una batería de iones de litio. El consumo es muy bajo teniendo en cuenta la potencia: 7,9 l/100 km.

Entre los muchos elementos de seguridad que puede llevar se encuentran un asistente de cambio de carril, visión nocturna y el dispositivo de control de atención del conductor «Attention Assist».

Nuevas versiones AMG

Además, hay dos versiones deportivas AMG: S 63 AMG (V8 544 CV) y S 65 AMG (V12 630 CV).

El S 63 AMG tiene el nuevo motor 5.5 V8 biturbo de 544 CV (más información en esta entrada). Va unido al cambio automático de siete velocidades «AMG SPEEDSHIFT MCT», que ya lleva el Clase E 63 AMG. Respecto al anterior motor 6.2 V8 atmosférico, hay una reducción del 25 % en el consumo.

Opcionalmente, se podrá montar el paquete «AMG Performance» que, además de ciertos cambios de aspecto y equipamiento, aumenta la potencia del motor hasta 571 CV (gracias a la modificación de la presión máxima del turbo) y el par máximo hasta 900 Nm.

El S 65 AMG tiene el mismo motor V12 que antes, pero ahora da 18 CV más.

 

Imágenes (63 AMG):

 Mercedes-Benz S 63 AMGMercedes-Benz S 63 AMGMercedes-Benz S 63 AMGMercedes-Benz S 63 AMG

(clic en las fotos para ampliarlas)

 

Imágenes:

Mercedes-Benz Clase SMercedes-Benz Clase SMercedes-Benz Clase S
(clic en las fotos para ampliarlas)

Share This