En menos de seis meses, Infiniti ha presentado dos ediciones especiales de su todoterreno Premium, el Infiniti FX. La primera de ellas fue presentada en Octubre: «FX Vettel Edition»; la segunda, se ha presentado en esta semana: «FX Black & White».

La edición «Black & White» estará a la venta desde 64 570 €, sólo se fabricarán 500 unidades que serán repartidas entre 20 países europeos.

Esta versión sólo se podrá escoger con dos colores de carrocería: «Obsidian Black» o «Moonlight White». Exteriormente se diferencia del resto de la gama por las exclusivas llantas de aleación de plata de 21 pulgadas estilo «Turbina». El resto de modelos también tiene llantas de 21 pulgadas pero el diseño es diferente.

Imágenes:

En el interior, esta edición limitada se distingue por las inserciones de madera barnizadas en negro y los asientos tapizados en cuero «Aniline» color «Graphite» con costuras en color gris. Esta costura también está presente en la palanca de cambios, en el volante y en los paneles de las puertas.

El «FX Black & White» está basado en el nivel de equipamiento «S Premium». Está equipado de serie con faros de doble xenón, climatizador de doble zona; «Connectiviti+ System»: sistema de navegación de 30Gb de disco duro incluyendo Guía Michelin, pantalla táctil con «Infiniti Controller» —mandos situados delante de la pantalla—, lector de Cd/Dvd compatible con MP3 e «Infiniti Music Box» de 10Gb con base de datos musical «Gracenote», Bluetooth —para teléfono y conexiones de audio— y reconocimiento por voz; equipo de sonido «Bose Premium Sound System»; cámara de visión periférica 360° «AVM» (Around View Monitor); control de velocidad adaptativo «ICC» (Intelligent Cruise Control); suspensión regulable «CDC» (Continuous Damping Control) o dirección trasera activa «RAS» (Rear Active Steering), entre otros elementos.

Se puede elegir entre dos motores de gasolina —un V6 de 320 CV (FX37) y un V8 de 390 CV (FX50)— y un Diesel —V6 de 238 CV (FX30d)—.

FX Vettel Edition

Esta versión es más exclusiva, sólo se fabricarán 150 unidades de las cuales, únicamente 50 serán destinadas a europa occidental. El precio de esta edición rondará los 150.000 €. El primer modelo que saldrá de la cadena de montaje será para Sebastian Vettel.

El «Fx Vettel Edition» está diseñado por Shiro Nakamura. El paragolpes delantero tiene un nuevo diseño incorporando dos tiras de diodos luminosos que hacen la función de luz diurna. El color blanco «Moonlight White» contrasta con la fibra de carbono empleada en el spoiler inferior del paragolpes delantero —según Infiniti está basado en el alerón del F1 de Red Bull Racing—, en la parrilla delantera, en los retrovisores, en el alerón superior del techo —que es opcional— y en el difusor trasero —la luz antiniebla es de diodos luminosos y simula la luz que tienen los monoplazas—.

Imágenes:

Pero los cambios no son sólo estésticos, estas modificaciones permiten aumentar el efecto suelo en un 30 %. La suspensión también se ha modificado, ahora el FX cuenta con unos amortiguadores más rígidos, se ha reducido la altura al suelo 20 mm, se ha incorporado el sistema de dirección trasera activa «RAS» (Rear Active Steering) y la suspensión regulable «CDC» (Continuous Damping Control).

Las llantas de aleación ligera son de 21 pulgadas en acabado negro de la marca BBS; con estas llantas, se reduce el peso del conjunto en 14 kilos. Los frenos también se han mejorado, en el eje delantero las pinzas son de 4 pistones mientras que en el trasero son de 2.

El motor es un V8 de 5,0 litros con 420 CV y 520 Nm de par máximo. El «Fx Vettel Edition» es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos (0,2 segundos menos que el FX50 con 390 CV). La velocidad máxima está limitada a 250 km/h. La caja de cambios es automática de 7 velocidades.

En el interior destacan los asientos delanteros tapizados en cuero y alcántara con el logotipo de la edición especial bordado en los respaldos de los asientos. Las inserciones en la consola central y en las puertas son de fibra de carbono. El equipamiento de serie incluye todos los elementos mencionados en el «FX Black & White». Delante de la palanca de cambios hay una tapa de fibra de carbono —con el logotipo de la edición— que esconde un botón que al pulsarlo abre las mariposas del tubo de escape para aumentar la intensidad del sonido.

Imágenes:

La compra de esta unidad también incluye pases VIP para las carreras de Fórmula 1, sesiones en el simulador de Red Bull Racing, cursos de conducción avanzada y vueltas en un coche de Fórmula 1 con tres asientos.

La producción debe comenzar el 1 de febrero de 2013, en una nueva nave de montaje, que actualmente está en construcción, en Bottrop, Alemania. Todos los coches se entregarán a mediados de junio. Cada «Fx Vettel Edition» requiere 320 horas por cada hombre —un equipo de 25 artesanos—. Todo el trabajo está hecho a mano —con la ayuda del láser ocasional—.

 

Share This