El Dacia Sandero (prueba en km77.com) tiene faros de lámpara halógena. Es la única posibilidad para este y cualquier otro Dacia del mercado: al menos de momento, ninguno puede llevar faros de xenón.

Los faros del Dacia Sandero son los que generalmente se llaman «simples». Bajo esta denominación se suele entender que, una sola bombilla y una sola superficie reflectante, hacen las veces de luz de corto alcance y de luz de carretera.

La bombilla que suelen llevar estos faros es de tipo «H4». ¿Cómo entonces con una sola superficie reflectante y una sola bombilla consiguen dos funciones de alumbrado?. Pues fácil. Estas lámparas tienen dos filamentos, y solo junto a uno de ellos, hay una chapita metálica que se encarga de desviar la luz y así conseguir un haz diferenciado.

Un detalle muy importante de estos faros es que las dos funciones principales de alumbrado —cruce y carretera— no se pueden conectar al mismo tiempo. De tal modo, cuando se conecta la luz de carretera se apaga el filamento de luz de cruce. En algunos coches con este tipo de faros (no precisamente en este Dacia Sandero), sí es posible hacerlo si se mantiene tirada la palanca de luces. «Engañando» así al sistema se gana un poco de iluminación. No es una solución prevista para utilizar de forma prologada porque, además de que es posible que el faro alcance una temperatura elevada, hay que utilizar una mano para mantener pulsado el mando de luces. Esta idea, la imposibilidad de llevar los dos alumbrados a la vez, es clave para comprender cómo alumbra este Dacia y por extensión todos los coches que llevan estos faros.

Dacia Sandero. Faros

Dacia Sandero. Faros

Una de las limitaciones de estos «faros simples» radica en el punto anteriormente señalado. La iluminación suele ser satisfactoria en corto alcance y similar a la de un faro halógemo más evolucionado. Ahora bien, al conectar la función de carretera, obviamente se gana visión a lo lejos, pero se pierde mucha luz justo delante del coche. Este es el motivo por el que estos faros suelen dejar una impresión pobre.

Este Sandero no alumbra especialmente mal si lo comparamos con otros coches que llevan faros similares (en su mayor parte utilitarios). En luces cortas, el haz es suficientemente intenso, aunque quizá algo corto. En su función de carretera, el haz deja ver suficientemente lejos, aunque con una luz muy poco intensa y muy difuminada.

Hay un aspecto muy importante que me gustaría señalar. En los vídeos que hasta el momento he hecho de faros (de un SEAT León y de un Mercedes-Benz Clase C), he puesto la cámara en modo completamente automático. En esta ocasión, he decidido cambiar algunos ajustes de forma manual. Por ese motivo, este vídeo no es completamente comparable con los anteriores y tampoco sirve para tener una idea fiel de cómo alumbra el coche en realidad.

Ajustar la exposición para hacer vídeos nocturnos es bastante complicado. Hay muchos factores que influyen en el resultado final. En particular, me he encontrado con el problema de que no es igual medir la exposición sobre una carretera con asfalto de color gris claro que en una con el asfalto completamente negro. En este vídeo, el ajuste de exposición lo hice en un asfalto como el de la primera parte del vídeo (no demasiado oscuro). Cuando el coche entra en la vía de dos carriles por sentido (hacia el minuto 4.15), el asfalto es más oscuro y por ese motivo da la impresión que los faros alumbran menos.

Aquí está el vídeo:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=XqbzhX-e1Hg?rel=0]

 

Enrique Calle

Share This