Esta semana he podido acudir a la presentación del nuevo Mazda 3 (enlace a la información del coche en el artículo de km77). La verdad es que el coche me ha gustado mucho, aunque ya se sabe que en estas presentaciones ponen lo mejor en cuanto a acabados. He echado en falta poder encontrarme un Mazda 3 “pelado” para poder ver que es lo que tendrá mucha gente, pero al menos he probado 3 de los 4 motores posibles y las dos cajas de cambio.

mazda2

El comportamiento del coche (excepto con el motor 1.5 de gasolina que me ha parecido un poco escaso) es excelente, salvo algunos pequeños detalles que hay que mirar con cierta exquisitez.

Esta entrada no pretende hablar de si el Mazda 3 es mucho mejor que el anterior (creo que si), si va a ser el coche referente frente a otras marcas (creo que no) y demás, sino que me ha dado la sensación que hoy en día cualquier coche es muy bueno. Desde luego que no estaba probando un Dacia, o un coche inferior, era todo un Mazda, pero si tus pretensiones son comprar un coche que te guste la línea, te lleve de viaje y disfrutes un poco con él, creo que da igual un Golf, un León o un Giulietta, cualquiera cumplirá tus necesidades.

mazda1

Todos sabéis que me encanta la competición y la velocidad, pero es que hasta con el motor gasolina de 120 caballos he podido disfrutar, sin necesidad de llevar el de 165 caballos. Y aquí está el problema, que por primera vez pienso que no tengo que desechar muchos coches que pensaba, que para el día a día casi cualquier coche cumple sobradamente las necesidades, e incluso puedes disfrutar con él.

Un coche como este Mazda 3, cómodo en su posición al volante, con una caja de cambios automática que cumple bien (o manual si eres de los de antes 😉 ), amplio para los pasajeros (Alfonso, seguro que para tí un poco pequeño detrás), con un maletero normal y unos buenos acabados puede ser una buenísima elección si buscas un coche nuevo. Pero, ¿no son todos así?

mazda3

Share This