Pipipipi, pipipipi, pipipipi… sí, son las 7.30 de la mañana, ¡levántate vago! y no, no he vuelto a los tiempos del cole cuando mi madre levantaba la persiana, me tiraba de la sábana y me recordaba que el desayuno llevaba media hora en la mesa, sino que era domingo y tocaba madrugar de nuevo. El despertador es implacable y mis ganas de probar si podía hacer un buen papel entre este grupo de fanáticos de los karts me hicieron levantar como un resorte.


k0

Llegué al circuito La Torre, a las afueras de Zaragoza, con tiempo para tomarme un café, pero estaba cerrado, había corrido más de la cuenta. Al rato llegaron varios de los “rivales” y pronto pudimos entrar. Es un circuito montado en una gran explanada y marcado con neumáticos, demasiado ratonero para mi gusto. La primera parte es una curva-contracurva de 180º cada una, más o menos, que te destroza las costillas. Hay que trazar muy fino para no perder la velocidad del kart, ya me explicó Royo que mi estilo de correr en tierra era demasiado agresivo, que había que frenar más antes de entrar en la curva. Luego viene una parabólica que se cierra al final y en dos curvas llegas a meta. Si te lo conoces es muy difícil que te adelanten.

circuitolatorre_aerea

La organización es de 10. Llegaron, montaron la oficina en dos minutos y ya estábamos todos pesándonos (no sé realmente para que) y pagando. Eran 50€ de los que 35€ eran para la carrera, 10€ para la inscripción al campeonato que solo se pagan una vez y 5€ para los trofeos, etc. Para mi es un buen precio a cambio de lo que se rueda. Están atentos a todo y con la información al minuto. Esto es algo de agradecer y no es fácil de conseguir.

craksracing

Prepararon un briefing en el que los 4 novatos nos presentamos, es una gran familia. Después pasaron a explicar el funcionamiento de la prueba, que no se permiten los toques, presentaron los equipos que participan en el campeonato, etc. Ya estábamos listos para ponernos el casco.

Publicaron una lista con 3 grupos ya que éramos 27 pilotos, así que 9 en cada uno, con nuestros nombres y el kart que nos habían asignado por sorteo. Antes de empezar habían hablado con el responsable del circuito para tratar de quitar algún kart sospechosamente más rápido que el resto y tratar de igualarlos. Me tocó salir en la primera tanda y con el kart nº4 (uno de los mejores). Tras unos problemillas con el control de tiempos nos dejaron salir. No conocía el circuito, así que mi táctica era dejar pasar a alguno de los que iban enfundados en un mono de competición y tratar de seguirle, primer error del día ya que duró delante de mí 2 curvas y lo perdí en el horizonte… Pues nada, a tratar de entender el circuito yo solo. Como he dicho resultó demasiado ratonero y difícil de trazar ya que si te pasabas un poco en la velocidad a la entrada de la curva era imposible trazar la siguiente. Al cabo de unas cuantas vueltas nos pararon. De nuevo un problema con el cronometraje (el ordenador no había madrugado tanto), así que repetimos la tanda. Cuando terminamos, calculo que daríamos unas 16/17 vueltas en total, estaba muerto, me dolía todo. ¿Mi mejor tiempo? 40.874, a más de un segundo de los mejores, 5º de mi tanda.

k1

Fueron rodando el resto de grupos y yo mientras tomando fotos y grabando vídeos. Aproveché también para hablar con otros pilotos, ya bastante experimentados, algunos de ellos corren habitualmente en karting y otros habían empezado en esto el año pasado. Se respira muy buen ambiente y eso es de destacar. El pique en la pista es el justo y el respeto máximo.

Turno entonces para la Prefinal. Me toca el kart nº6, que no entraba en la curva, se movía demasiado, no aceleraba, el pedal de freno se accionaba tarde y poco, un desastre, así que no pude mejorar mi tiempo, además de verme rebasado por otros pilotos. No fue nada agradable. Lo peor vino cuando en la siguiente prefinal, FcoMoraguez, a la postre 2º clasificado de la general, le tocó el mismo kart y pudo aguantar en primera posición los ataques de sus perseguidores, haciendo además un segundo y medio menos que yo en su vuelta rápida. No me lo podía creer, el kart era una patata, pero yo más por no saber sacarle algo mejor. Y es aquí donde creo que esta competición tiene sentido, donde se demuestra quien es el PILOTO y es capaz de ir rápido con cualquier kart. No vale si llevas el Red Bull o el HRT, si vales puedes estar ganando pruebas.

Así que no me quedó otra que contentarme con la Final C, la de los lentos. El kart no fue de los mejores, pero ya no importaba. Quería ganar posiciones. Salía de los últimos pero confiado en poder hacer algo grande. Pocas vueltas tras la salida y después de algún toque por detrás, pude adelantar a dos rivales que se habían golpeado entre ellos, así que estaba contento. Trataba de defender posición cuando de repente me aprisionan contra los neumáticos a la salida de una curva y me dejan emparedado. El kart que me había golpeado estaba cruzado, pero pudo reemprender la marcha sin problemas. Así que di la carrera por terminada, rodando un par de vueltas que me quedaban con calma y un sabor amargo de no haber conseguido hacer algo mejor.

k2

El resto de finales fueron muy disputadas y la entrega de trofeos con cava, todo un espectáculo.

Mi valoración de la prueba es más que positiva, con un coste mínimo para el tiempo que se rueda y la pasión con la que se vive cada manga. La relación entre los pilotos es de lo mejor y la profesionalidad del evento destacable. Si quieres saber lo que es la competición, tener los nervios de ver ponerse el semáforo en verde, aguantar a los rivales que vienen como hienas 🙂 y buscar como adelantar al que te precede, por 40€ que vale cada prueba no encontrarás otra cosa igual. Además tienes rivales tanto si eres del grupo A, B o C, por lo que sea cual sea tu nivel vas a vivir la competición.

No me pude quedar a la comida, una pena, tenía que ir a buscar material para ver si puedo poner a punto el kadett, parece que tiene más roto del que pensaba, ya os contaré.

 

Share This