El terreno de hoy era perfecto para que nos anotásemos nuestra primera victoria de etapa y no hemos desperdiciado la oportunidad. La etapa era como un tramo de rallyes, con muchas curvas, subiendo y bajando colinas, sobre un piso cambiante, que en algunos casos agarraba bastante y en otros patinaba mucho debido a la gravilla.

lucas

Hemos salido a muy buen ritmo y en el kilómetro 80 de la especial ya hemos cazado a Nasser. He tocado el Sentinel para que se apartara, pero no le hemos podido adelantar. La verdad es que la pista era muy estrecha y si el piloto de delante no facilitaba muchísimo la maniobra, era imposible superarle.

La ventaja es que mañana la etapa se presenta similar y abrimos pista. Eso es malo, porque somos los que nos iremos encontrando todos los marrones, pero también es bueno porque podremos rodar libres de polvo y a nuestro ritmo. Para Nasser, con las dificultades para adelantar con el polvo, la cosa se presenta, en principio, algo más difícil.

Sobre una pregunta en la que se hablaba sobre el número de ruedas, comentar que normalmente llevados dos ruedas de repuesto, que es lo que obliga el reglamento, aunque el coche está preparado para llevar tres. En cuanto al recambio, en el coche tenemos una bieleta de dirección, un palier y manguitos. Pero llevamos muy cerca nuestro ángel de la guarda, ya que De Villiers, el único del equipo sin opciones de victoria, lleva bastantes más cosas, aparte de tres ruedas de repuesto cada día, entra las que hay un triángulo de suspensión delantero y otro trasero, caja de dirección, turbo y varias piezas más.

Share This