Citroën Berlingo Electric

Acabo de llegar de la presentación de la furgoneta Citroën Berlingo Electric. Es, como digo, una furgoneta y, por tanto, un vehículo destinado al uso profesional que no se puede matricular como turismo. Por este motivo no lo tratamos en km77.com. De todos modos, he hecho unas pocas fotos y un vídeo de algunas de sus partes.

El sistema de propulsión del Citröen Berlingo Electric es el mismo que el del Citroën C-Zero, aunque la batería es de mayor capacidad. Así, el motor eléctrico da una potencia máxima de 67 CV, un par máximo de 200 Nm y las baterías de litio —de 22,5 kWh de capacidad útil— proporcionan una autonomía de 170 kilómetros. No nos han dado datos de prestaciones. Lo único que dice Citroën a este respecto es que, a plena carga, puede arrancar «sin problemas» en pendientes de hasta el 25 %.

La batería se puede cargar por dos vías: utilizando una toma de corriente convencional de 230 V —tarda entre 8,5 (14 A) y 15 horas (8 A) en cargar completamente— o utilizando una toma trifásica de 380 V —en 30 minutos se carga el 80 % de la batería—. El Berlingo Electric viene de serie con el cable de carga (de 5 metros de longitud) para tomas de corriente de 230 V (es el que se ve en la imagen).

Citroën Berlingo Electric. Cargador

He conducido el Berlingo Electric. Muy poco, tanto, que me da vergüenza decir la cifra de kilómetros recorridos (7,5). Hasta unos 70 km/h (la velocidad máxima que he alcanzado) y circulando sin nada de carga, acelera bien, más que suficiente para conducir diligentemente en ciudad. Como en todos los eléctricos, la respuesta del motor al pedal del acelerador es prácticamente instantánea, lo que también ayuda a crear la sensación de llevar una furgoneta ágil. La suspensión es blanda y la dirección es lenta y poco precisa.

Hay dos longitudes de carrocería: 4,38 metros (Berlingo Furgón) y 4,63 metros (Berlingo Furgón Largo). El precio de la primera es 23 900 € y el de la segunda 24 660 €. Son precios sin IVA y que incluyen el Plan PIVE vigente.

El volumen del espacio de carga no varía con respecto a los Berlingo equivalentes con motor de combustión: 3,7 m³ para el Furgón y 4,1 m³ para el Furgón Largo. La masa máxima que pueden transportar es 695 kg, esto es, 195 kilogramos menos de lo que pueden cargar los Berlingo normales. Según mis mediciones, el espacio de carga tiene una profundidad de 1,72 metros, una anchura de 1,23 m y una altura de 1,24 m. El borde está situado a 58 centímetros del suelo.

Citroën Berlingo Electric. Carga

En el habitáculo hay una única fila de asientos, que puede tener dos o tres plazas. Yo he probado una de tres pasajeros. Los asientos son blandos, pero los reposacabezas son duros. Hay muchos huecos, de diversos tamaños, para dejar objetos. El asiento del conductor se puede mover en sentido longitudinal (se puede dejar entre 80 a 96 cm del pedal del freno), así como variar la inclinación del respaldo. Los otros dos asientos son fijos. Si se abate la banqueta del asiento central se descubre un hueco de generosas dimensiones; si se abate el respaldo, puede utilizarse como reposabrazos.

La banqueta del asiento del acompañante (del que está más pegado a la ventana) también es abatible. Debajo de él se encuentra el cable para conectar el coche al punto de recarga y un kit de reparación de pinchazos. Entre puerta y puerta hay una distancia de 137 cm, que es más bien poco para llevar a tres adultos confortablemente. Las tres plazas están separadas de la zona de carga por una chapa metálica desmontable.

He grabado este pequeño vídeo con algunos detalles del exterior e interior. Está grabado de manera precipitada y la calidad de imagen en normal. Espero que al menos os resulte entretenido.

Brazuka

 

Share This